Andrés Cepeda y su concierto bajo tierra

37

En esa tarea se encuentra Andrés Cepeda con su equipo de trabajo, quienes organizaron ‘Sal de la Tierra’, un concierto que se realizará en la noche del 2 de octubre.

El reto no ha sido nada sencillo al tomar la Catedral de Sal de Zipaquirá, adecuarla para realizar allí un concierto, con todo el protocolo de bioseguridad necesario, con el equipo técnico para lograr el mejor sonido y transmitirlo, desde el fondo de la tierra a todo el mundo.

En esa tarea se encuentra Andrés Cepeda con su equipo de trabajo, quienes organizaron ‘Sal de la Tierra’, un concierto que se realizará en la noche del 2 de octubre, con un espectáculo que contará con tres escenarios dentro de la propia Catedral, con las ganas de volver a cantar de Andrés, pero también como la forma de reactivar uno de los sectores más golpeados de esta pandemia, la industria de los conciertos.

“Son pasos que empezamos a dar para reactivar al sector. Será un recorrido por todo mi repertorio, haciendo énfasis en el lugar, en la Catedral, por lo que vamos a tener tres escenarios que va permitir que la gente pueda ver más de la belleza de este lugar”, comentó Andrés Cepeda, quien durante estos meses de cuarentena los ha dedicado a escribir y grabar nuevas canciones.

Serán tres momentos diferentes, en cada escenario dedicado uno de ellos a sus canciones acústicas, otro escenario para su parte tropical y el tercer escenario dedicado al rock pop.

“La alegría es enorme, de volverme a juntar con mi equipo después de muchos meses. No ha sido fácil, debemos hacer una serie de ensayos y pruebas con un equipo grande, que supera las 75 personas. Ya nos encontramos en ensayos con los músicos, cada quien desde su casa, mientras que hemos hecho las primeras visitas al lugar”, continuó diciendo Andrés Cepeda.

Y agregó: “Sal de la tierra habla de las personas que resurgen y pueden cambiar para bien su entorno. La idea es esa, lograr salir y nos transformemos en agentes de cambio”.

En medio de su quehacer musical en estos tiempos de aislamiento, en los que presentó un nuevo álbum como solista, un disco compartido con Fonseca y una canción con su banda Poligamia, Cepeda empezó a pensar en todas esas ideas que en más de 30 años de carrera ha querido realizar pero que por distintas razones no las ha cumplido.

“De niño fui por primera vez a la Catedral de Sal de Zipaquirá y quedé encantado con ella. Luego, en mis primeros años de carrera, empecé a pensar en lo genial que sería hacer un concierto allí. Cuando empezamos a pensar en hacer un concierto como este, varias eran las ideas, y aunque hacerlo en la Catedral era la idea más complicada, por su belleza y significado era la que deseábamos hacer”, continuó Cepeda.

Será cerca de un mes de preparación, visitando la Catedral en varias ocasiones, “queríamos ver si el aire cambiaba o la sal influenciaba a la hora de cantar, pero en realidad no presenta dificultades extra de falta de aire o cosas así y el espacio cuenta con virtudes naturales únicas, aunque no tendremos público presente”.

Reconoce que tras más de cinco meses de aislamiento, sin cantar en un escenario, es algo que te le pide el cuerpo y el alma.

Todo se vivirá desde La Catedral de Sal de Zipaquirá, la primera maravilla de Colombia, donde espera realizar el concierto virtual que contará con público de distintas partes de Colombia, América Latina y Estados Unidos.

Este concierto virtual es promovido por Ocesa Colombia y se transmitirá en la plataforma digital eticket Live el próximo 2 de octubre. Los asistentes al evento podrán adquirir previamente sus entradas en la página www.eticket.co y los clientes de los Bancos Aval podrán acceder a un descuento exclusivo pagando con sus tarjetas crédito y débito.

El precio del acceso es de $40.000 pesos más servicio para el público general, y $35.000 más servicio para Clientes del Grupo Aval.

También podría gustarte