La pandemia hunde la economía mundial con recesión récord 

30

Luego de India, Brasil dio a conocer una caída histórica de su PIB en el segundo trimestre, siguiendo así la estela de recesiones provocadas por la pandemia de covid-19 en la economía mundial, con la única excepción de China. 

El nuevo coronavirus y las medidas de confinamiento abocaron las potencias a una fuerte disminución del Producto Interior Bruto, en muchos casos inéditas desde que se establecieron los métodos de cálculo actuales.

En este recuadro se repasan estas caídas históricas según los datos de los institutos de estadísticas nacionales.

Brasil, primera economía de América Latina, registró una contracción récord de 9,7% en el segundo trimestre del año respecto al primero. Segundo país del mundo con más muertos por la pandemia de coronavirus, con más de 121.000 decesos, entró oficialmente en recesión al sumarse la caída de 2,5% durante el primer trimestre.

India, otro gigante emergente que paga un duro costo por el covid-19 con más de 65.000 muertos, informó 24 horas antes un retroceso histórico interanual de 23,9% de su PIB entre abril y junio.

India evitó por ahora la recesión ya que entre enero y marzo había crecido 3,1%.

LUZ EN CHINA  

Estados Unidos, la primera economía mundial, sufrió una caída del 9,5% en el segundo trimestre, tras un retroceso del 1,3% en el primero, según la OCDE, mientras que las estadísticas gubernamentales estadounidenses informaron de una variación del ritmo anual del -32,9% entre abril y junio, aunque estas cifras no resultan comparables con las de otros países.

Tras haber entrado en recesión en el primer trimestre, el PIB de Japón cayó un 7,8% en el segundo trimestre, en lo que representa el tercer trimestre consecutivo en que la economía nipona registra números rojos.

La caída de la economía japonesa representa la más importante desde que en el país del sol naciente se empezaron a recopilar datos comparables en 1980.

En cambio, China, la segunda economía mundial y el país donde surgió el covid-19, evitó entrar en recesión, después de que su PIB creciera un 11,5% en el segundo trimestre tras una caída del 10% en el primero.

Sin embargo, el crecimiento del PIB chino, que en términos interanuales fue del -6,8% para el primer trimestre y del 3,2% para el segundo, resulta uno de los más bajos en el gigante asiático en las últimas décadas.

 

También podría gustarte