El Mercado Público podrá abrir sábados y domingos 

429

Con la apuesta de una apertura total bajo la nueva normalidad que inició el pasado primero de septiembre, cuando finalizó el aislamiento obligatorio y comenzó a regir una normativa más flexible propuesta por el Gobierno Nacional, el comercio de Santa Marta comenzó a operar sin restricciones como el cierre en los días sábados y domingos o el uso de pico y cédula, como es el caso del Mercado Público de la ciudad. 

Esta nueva normalidad, con medidas mucho menos estrictas, pero que requieren mucho más compromiso y responsabilidad por parte de la población, es posible luego de que la administración Distrital a través del Decreto No. 231 del 31 de agosto del año en curso dispusiera una serie de medidas hasta el próximo 1 de octubre.

Entre ellas, que el  Mercado Público podrá abrir sus puertas desde las 3:00 de la mañana hasta las 6:00 de la tarde de lunes a sábado; mientras que, para el día domingo podrán abrir en el horario contemplado de 3:00 a 1:00 de la tarde, sin que ello restrinja la venta de sus productos en las plataformas electrónicas, para entrega domicilio o para llevar.

De acuerdo con Rosa Delia Rueda Caicedo, directora ejecutiva de Undeco Santa Marta, dicha ampliación en los horarios y días en los que puede operar el Mercado Público permitirá que aminoren las aglomeraciones que normalmente se estaban presentando durante los días lunes y viernes en este sector de la ciudad.

“Las aglomeraciones que se presentaban los días viernes y lunes eran bastantes, eso representaba un riesgo tanto para los comerciantes como para los clientes, además como no se podía salir, el cargue y el descargue era difícil con esta viabilidad de estos horarios. Esperamos que con esta nueva normalidad ya no se vean tantas aglomeraciones, pues habrá más disponibilidad de tiempo para que los samarios lleguen a hacer sus compras”, manifestó Rueda Caicedo.

Otras de las de las normas establecidas en el mencionado decreto, establece que, es de carácter obligatorio la presentación por parte de los vendedores de los resultados de la prueba Covid-19.

Asimismo, los establecimientos y sus trabajadores deberán acatar todos los protocolos de bioseguridad, lineamientos, orientación y medidas que sean expedidos por las autoridades nacionales, departamentales o distritales a fin de disminuir el contagio y la propagación del nuevo coronavirus. Es válido precisar que, queda expresamente prohibido el consumo de licor y bebidas embriagantes en espacios públicos del mercado.

SE MITIGUE LA INFORMALIDAD Y SE AUMENTE EL AUTOCUIDADO 

De acuerdo con el sentir de los comerciantes del Mercado Público de la ciudad de Santa Marta, se espera que con esta nueva normalidad, que trae medidas mucho más flexibles, pero protocolos de bioseguridad mucho más exigentes y una vigilancia más continúa por parte de las autoridades Distritales, disminuya la presencia de informales en el sector.

Y es que a pesar de que con la llegada de la nueva pandemia, la instalación de un cerco epidemiológicos y la recuperación del sector por parte de la Alcaldía, la informalidad había disminuido, no obstante, en algunos puntos las ventas informales en andenes y en la misma calle volvieron al Mercado Público de Santa Marta, dificultando el tránsito a pie y en vehículos en horas específicas.

 “La informalidad se ha incrementado a raíz de la pandemia, debido a que mucha gente también se quedó sin trabajo y ven en esta actividad una oportunidad de generar para comer, pero igual con los controles y las medidas que se están tomando desde el Mercado Público, los informales van a  tener que cumplir unos requisitos para poder estar en ese sector, esperemos que con esto se mitigue un poco este tema de la venta desleal”, manifestó la líder gremial de los microempresarios.

Por otro lado, la directora ejecutiva de Undeco Santa Marta fue enfática en recordar el tema del autocuidado, el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad  y el cumplimiento de las directrices emitidas desde los gobiernos nacional, local y departamental.

“Sabemos que el tapabocas ha sido algo muy difícil de adaptarse, pero definitivamente nos toca adaptarnos y tomar la conciencia de que así como nos podemos cuidar y podemos ayudar a que no se vayan a crecer esos índices de contagio en Santa Marta y que así podemos garantizar que estos horarios, que este trabajo pueda mantenerse”, concluyó Rosa Delia Rueda Caicedo, directora ejecutiva de Undeco Santa Marta.

También podría gustarte