Segunda ola de la pandemia se daría a finales de octubre en el Magdalena

11.692

Ahora que Colombia, y por supuesto su capital, la ciudad de Santa Marta, hacen parte la lista de los entes territoriales en donde el confinamiento ya no es tan estricto, las autoridades sanitaria a nivel mundial, nacional y local, advierten de las posibles consecuencias  que tendrían si las personas se toma la situación a la ligera y volvieran a los hábitos de comportamiento que prevalecían antes del nuevo coronavirus. 

El científico Abraham Katime, doctor y especialista en epidemiología, realizó un análisis de la situación y la nueva fase en la que posiblemente estará entrando el departamento del Magdalena, luego de conocerse las medidas dictaminadas desde el Gobierno Nacional, en donde se precisa que ya no se va a estar en aislamiento obligatorio.

El especialista en epidemiología, precisó que es clave tener en cuenta que se están presentando en todo el mundo nuevas olas de rebrotes y de aumento de caso, “(…)  en todos los estudios que se han hecho de pandemias desde el año 1918, cuando comenzó la gripe española, normalmente se presentan una segunda ola, que es entre la cuarta y octava semana. Nosotros estaremos esperando una segunda ola de casos después de la segunda o tercera semana del mes de octubre y entre la primera o segunda semana de noviembre.  Eso es esperable”, indicó el doctor Katime.

Asimismo, el epidemiólogo expresó que, lo indispensable en esta segunda ola que se espera en el departamento del Magdalena, es lograr que tenga una menor magnitud, es decir, un aumento muy pequeño de casos, para que de ese modo no se dé un colapso en la red hospitalaria.

“Por eso pedimos que la comunidad siga las instrucciones que se han venido emitiendo desde la Gobernación del Magdalena y a Alcaldía de Santa Marta, donde todas esas medidas son responsabilidad de la comunidad; el distanciamiento, del uso del tapabocas; el lavado  constante de manos y evitar los espacios cerrados, para que esa segunda ola que venga tenga una menor magnitud y no vayamos a tener colapso”, manifestó el experto.

Comparado con otros departamentos vecinos, el comportamiento de la pandemia en el Magdalena, ha sido positivo; sin embargo, el epidemiólogo ratificó que no se puede bajar la guardia, ni descuidar ninguna de las medidas de autocuidado.

 “El virus está ahí  y si salimos a la calle en desorden, si salimos a la calle sin los cuidados adecuados, vamos a tener problemas, incluso, ha habido casos en otras partes del mundo en donde la segunda ola ha sido de peor magnitud que la primera, no nos podemos descuidar, no podemos cantar victoria, y pedimos que la comunidad nos colabore mucho, porque ya este es una problema de responsabilidad y de autocuidado, no tenemos policías para estar acompañando a cada persona, tenemos que optar que todos cumplamos con las medidas que se han venido dictando”, exhortó el científico.

EL MAGDALENA SE AHORRÓ 25 MIL CASOS

Es válido precisar que, el Magdalena fue el primer departamento que tomó medidas preventivas ante la llegada de la pandemia, decretando el cierre anticipado de colegios, prohibiendo eventos con grandes aforos, cerrando playas y balnearios, así como la realización de la búsqueda activa de sintomáticos y asintomáticos, esfuerzos que permitieron que un grueso número de casos hoy pudieran ser evitados en el territorio.

 “(…) La segunda medida y muy importante que fue tomada en conjunto con el equipo de vigilancia fue un tamizaje masivo en un momento determinado, que el departamento del Magdalena llevó a tener 3.000 aislados, incluso tuvimos más caso que los departamentos vecinos como Atlántico y Bolívar, en ese momento fue por búsqueda activa  que se buscaron los casos y se hizo un tamizaje importante con la aplicación de las pruebas PCR, eso determinó que a esas personas que estaban contagiadas, se lograran canalizar y se lograran buscar todos sus contactos, eso permitió aislarlas y cortar las cadenas de transmisión” sostuvo el experto en infectólogo del Magdalena.

Asimismo, añadió, “a la fecha si estimamos que esas medidas que tan productivas fueron, yo pensaría que aproximadamente nos ahorramos entre unos 20 mil o 25 mil casos, de ahí vemos la diferencia como el departamento del Atlántico que pasa de 50 mil casos y nosotros tenemos menos de 15.000, tal vez esas medidas lograron ahorrar entre unos 20 y 25 mil casos y por eso afortunadamente nuestro departamento no tiene caos  ni colapso hospitalarios, ni lo tuvo su momento de determinado”, concluyó Abraham Katime, doctor y especialista en epidemiología.

También podría gustarte