Bolivia vive campaña electoral de denuncias y pocas propuestas 

35

En medio de la pandemia, Bolivia vive una atípica campaña electoral sin mitines, con pocas propuestas y muchas denuncias entre el gobierno interino derechista y su gran rival, el exiliado expresidente izquierdista Evo Morales. 

El gobierno de Jeanine Áñez ha lanzado toda su artillería contra Morales (2006-2019) antes de las elecciones generales del 18 de octubre.

Primero denunció ante la Fiscalía sus presuntas relaciones sentimentales con menores, y el viernes contactó a la Corte Penal Internacional por los supuestos delitos de “lesa humanidad” que el ejecutivo achaca al expresidente a raíz de los bloqueos de rutas que hicieron sus seguidores en agosto.

Desde su exilio en Buenos Aires, Morales atribuye estas denuncias a una “campaña de desprestigio”, y su Movimiento al Socialismo (MAS) asegura que Áñez solo busca un “impacto político-electoral”.

Morales contraataca acusando al “gobierno de facto” de pagar “millones de dólares de dineros públicos” a una firma de Estados Unidos para hacer cabildeo en Washington y para “difundir fake news (noticias falsas) y mentiras”.

El expresidente ha pedido además a la Fiscalía que investigue presuntas irregularidades en el gasto público del gobierno, al que acusa de provocar una “catástrofe económica, sanitaria y humanitaria” por su mala gestión de la pandemia.

“GUERRA SUCIA”

“El tema de la guerra sucia forma parte de las estrategias de los partidos, según el lugar en que se encuentren en las encuestas (…), y es absolutamente cierto que quien ha entrado de lleno en esto es la presidenta Áñez”, señala a la AFP el profesor de Ciencias Políticas Carlos Cordero.

Las elecciones de octubre, postergadas tres veces por la pandemia, marcarán el fin del gobierno interino que asumió el poder tras la renuncia de Morales en noviembre de 2019, en medio de protestas tras unos cuestionados comicios.

Los partidarios del exmandatario aymara, que en agosto bloquearon carreteras durante 12 días para impedir que se aplazaran de nuevo los comicios, afirman que las postergaciones buscaban afectar al candidato presidencial del MAS, Luis Arce. /AFP 

También podría gustarte