El gobierno espera a ´Jorge 40´ en 15 días´ 

25

El comisionado de paz, Miguel Ceballos, confirmó que el pasado 2 de septiembre el Gobierno Nacional solicitó la deportación de Rodrigo Tovar Pupo alias ‘Jorge 40’ ante el Departamento de Estado de Estados Unidos. 

Aunque ‘Jorge 40’ ya cumplió su pena en ese país, el día de ayer fue enviado a una cárcel de Migración en Pensilvania, y el próximo 21 de septiembre será enviado a una cárcel de paso en Luisiana esperando a ser deportado a Colombia.

 “De acuerdo con la programación de los vuelos de Estados Unidos esperamos que en la semana del 28 de septiembre ‘Jorge 40’ sea deportado a Colombia para que responda frente a los jueces y la justicia colombiana. La deportación está en camino y no tenemos conocimiento acerca de ningún recurso que haya presentado”, afirmó.

El comisionado Ceballos confirmó que en este momento ‘Jorge 40’ tiene vigentes 34 órdenes de captura y cerca de 38 medidas de aseguramiento.

“Él tiene que responder en Colombia por cerca de 1.400 delitos, en ese sentido estamos seguros que se adelantarán los trámites propios para que ‘Jorge 40’ responda a las víctimas y cumpla con Verdad, justicia, reparación y garantía de no repetición en nuestro sistema legal”, dijo.

Además de la solicitud de deportación contra Tovar Pupo, el comisionado aseguró que la cancillería también presentó una solicitud para que Miguel Ángel Mejía Múnera, conocido como ‘El Mellizo’ sea deportado y responda a las autoridades colombianas.

 “Puedo confirmar que el día de ayer se solicitó la deportación de alias ‘El Mellizo’, esa solicitud es muy importante para las víctimas y para garantizar la verdad en Colombia, es un proceso que se ha adelantado con toda la rigurosidad y del cual estaremos pendientes”

“El señor Rodrigo Tovar Pupo ya está libre y el sábado fue enviado a una cárcel de Migración en Pensilvania. El 21 de septiembre será enviado a una cárcel de paso de migración en Luisiana y esperamos que sea enviado en un vuelo de la DEA la última semana de septiembre. Estaría en Colombia en 15 días”, aseguró el Alto Comisionado quien ha coordinado y articulado con las carteras de Justicia y Relaciones exteriores estos temas, en calidad de secretario de la Comisión Nacional de Seguridad que busca desmantelar a todos los grupos armados.

Sobre las críticas que ha recibido el Gobierno por la tardanza en las solicitudes de deportación, el alto funcionario aseguró que el Gobierno ha adelantado de forma oportuna todos estos trámites en el cual intervienen cerca de seis autoridades colombianas y extranjeras.

SU CASO EN JUSTICIA Y PAZ 

El magistrado Gustavo Roa Avendaño expuso en el fallo donde se expulsó a ´Jorge 40´ en compañía de los otros magistrados de la sala de conocimiento de Justicia y Paz del Tribunal, Cecilia Olivella Araújo y José De la Paba Marulanda las razones por las cuales tomaron la decisión de sacarlo de Justicia y Paz.

La decisión significa que la sala aceptó la solicitud de exclusión de la fiscal 58 Magaly Álvarez Bermúdez, de la unidad de justicia transicional.

Álvarez sustentó el 21 de mayo anterior su petición de que Tovar Pupo,  no ha atendido más a la Fiscalía desde que el Gobierno colombiano lo extraditó en mayo de 2008 a Estados Unidos, por cargos de narcotráfico.

Las notificaciones que la Fiscalía allegó a los magistrados, indican que alias Jorge 40 se ausentó en las 48 versiones libres a las que fue citado después de su llegada a una cárcel de Norteamérica.

“La extradición no libera al desmovilizado de la obligación que adquirió al acogerse de manera voluntaria a los beneficios de la Ley 975 de 2005”, sostuvo Roa.

Tovar Pupo lideró en 2006 la entrega de armas de 4.760 paramilitares del Bloque Norte, en dos corregimientos del departamento del Cesar: 2.215 se presentaron el 8 de marzo en Chimila, y otros 2.545 hicieron lo mismo dos días después en La Mesa.

La desmovilización antecedió el sometimiento de Tovar a Justicia y Paz, cuyo beneficio principal es la acumulación de condenas en una pena alternativa de ocho años, a cambio de confesar crímenes, alianzas con políticos y cómo se financió el Bloque.

El trámite del exlíder paramilitar en Justicia y Paz no fue fructífero: de 20.855 hechos delictivos atribuibles, alias Jorge 40 confesó uno y aceptó 98 por línea de mando, y 1.976 preguntas de víctimas esperan por respuestas.

Lo anterior, sin incluir más de 5.000 homicidios cometidos entre 1.998 y 2006 por el Bloque Norte en los departamentos Atlántico, Magdalena, La Guajira, Cesar y Bolívar, en la costa Caribe.

El abogado de Tovar ha alegado que no puede declarar ante la Fiscalía porque la autoincriminación afectaría su proceso en Estados Unidos, por lo que se ha ofrecido para continuar sus versiones cuando este acabe.

Los magistrados, sin embargo, no respaldaron la posición porque “la materia prima” de la Ley de Justicia y Paz es la voluntad de sus intervinientes. “Si la decisión de participar en el proceso es voluntaria, también lo es mantenerse en él”.

Es de recordar que ´Jorge 40´ fue extraditado el 13 de mayo de 2008 por el entonces gobierno de Álvaro Uribe Vélez. La condena efectiva impuesta por la justicia americana se cumplió el pasado 9 de diciembre pero su liberta se vio retrasada por

por la pandemia del coronavirus.

LA SENTENCIA  POR EL CRIMEN DE  CORREA DE ANDREIS 

Una de las mayores condenas contra ´Jorge 40´ la produjo el Juzgado 11 Penal del Circuito Especializado de Bogotá el cual en el año 2011 lo sentenció a purgar 26 años de cárcel por el asesinato del profesor y sociólogo Alfredo Correa de Andréis, el cual fue cometido en septiembre de 2004 en la ciudad de Barranquilla. El exjefe paramilitar deberá pagar además una multa de 2 mil salarios mínimos legales mensuales vigentes por el asesinato del académico cienaguero.

El profesor Alfredo Correa de Andréis y su escolta Edelberto Ochoa fueron asesinados el 17 de septiembre de 2004, cuando fueron interceptados por un sujeto que los atacó a bala.

El exjefe del Frente José Pablo Díaz, que delinquía en Atlántico, Édgar Ignacio Fierro, alias Don Antonio, dijo que en su computador tenía guardado el listado de las personas a ejecutar y señaló a alias Jorge 40 como autor directo de estos homicidios. Así mismo, en el computador incautado la Fiscalía encontró que la muerte del sociólogo fue reportada directamente a Tovar Pupo.

En la sentencia del fallo condenatorio el juzgado dijo que el papel de ‘Jorge 40 de acuerdo con el material probatorio, se califica jurídicamente la participación de Rodrigo Tovar Pupo como la de un autor mediato que se vale de toda una estructura a su disposición.

ATERRIZAR EN LA JEP 

Para la defensa de ´Jorge 40´ es claro que de regresar a Colombia lo haría para ser aceptado en la Jurisdicción Especial para la Paz. Pero este tribunal también le ha puesto condiciones-

Aunque la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas le negó su sometimiento como excombatiente del conflicto armado, le pidió que le enviara pruebas que acrediten que financió y auspició organizaciones paramilitares desde finales del año 1996 hasta 1998. Esos delitos sí podrían ser juzgados por esta justicia.

Y es que la JEP es la tabla de salvación de ´Jorge 40´ para no revivir las duras penas de prisión que le impuso la justicia ordinaria donde tiene pendiente varias condenas por su cruento accionar paramilitar y el de los hombres que tuvo bajo su mando.

Es por ello que la estrategia de Rodrigo Tovar Pupo, quien era conocido en las autodefensas como ´Jorge 40, su única alternativa para no purgar cárcel por más de 60 años es la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). A este tribunal llegaría con el propósito

de revelar toda la verdad y volver a contar los hechos que ya dijo en Justicia y Paz, el tribunal que se creó cuando se desmovilizaron los paramilitares.

La posición de la JEP es clara: estudiar su caso como un tercero civil, es decir, como un financiador y auspiciador de organizaciones paramilitares desde 1996 a 1998, antes de ingresar a las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc). De hacerlo, los magistrados le solicitaron que envíe “por escrito el compromiso concreto, claro y programado de verdad no conocida en la justicia ordinaria, de reparación y de no repetición”.

 “Los miembros de las ‘autodefensas’ –incluso si llegaron a estar revestidos del estatus de combatiente– pueden comparecer si y solo si, antes o después de portar armas, actuaron como terceros financiadores o colaboradores. Acogiendo la interpretación de la Corte Constitucional sobre el conflicto, según la cual éste es un fenómeno social complejo y multicausal”, dice el auto.

En la solicitud de sometimiento hecha por Tovar Pupo, en septiembre de 2019, manifestó que fue “ideólogo, propulsor e integrante del proyecto de Autodefensas”, que desarrolló estrategias “para enfrentar a la guerrilla fuera de los cánones institucionales” y que financió y auspició organizaciones paramilitares desde 1996. Además, manifestó que desde 1998 decidió formar parte de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU), extendiéndose a otras zonas, hasta convertirse en segundo al mando del Bloque Norte de las Autodefensas.

La Sala aprovechó para recordarle que en 2015 fue expulsado de Justicia y Paz por no aceptar su participación en crímenes de reclutamiento forzado de menores, violencia de género y secuestro ni haber reparado a las víctimas. “El señor Rodrigo Tovar Pupo tuvo la oportunidad, en su calidad de exparamilitar, de someterse a Justicia y Paz, (…) pero fue excluido de ella por no contribuir con la verdad a la cual estaba obligado y haber incumplido los compromisos que había asumido. La JEP no es una justicia subsidiaria a la de Justicia y Paz, ni un nuevo escenario de justicia transicional que pueda ser utilizado como una estrategia oportunista para evadir los procedimientos y sanciones de la justicia ordinaria”.

Si quiere empezar un nuevo proceso, Tovar Pupo deberá remitir una copia de la decisión judicial por la que se encuentra privado de la libertad en el centro penitenciario Correction Complex – Allenwood en Estados Unidos, de donde saldrá hoy. Además, la Sala le ordenó librar un exhorto por medio de la Secretaría Judicial al Ministerio de Relaciones Exteriores para que, a través de un agente consular, notifique a Tovar Pupo sobre esta decisión de la JEP.

Tovar Pupo fue procesado en Justicia y Paz por los delitos de desplazamiento forzado, homicidio en persona protegida, tortura, desaparición forzada y reclutamiento ilícito, destrucción y apropiación de bienes protegidos, entre otros delitos.

También podría gustarte