Trump ofrece la vacuna a cambio de votos 

29

El presidente Donald Trump se lanzó en una gira por Florida, Carolina del Norte, Michigan, Pensilvania y Nevada en un intento de disputarle votos a su rival demócrata Joe Biden, que pese a su perfil bajo encabeza las encuestas para las elecciones del 3 de noviembre en Estados Unidos. 

A ocho semanas de las elecciones, el mandatario visitó Jupiter, en Florida, para vanagloriarse, en sus propios términos, sobre los avances ambientales logrados durante su mandato en este estado clave.

Frente a la pandemia del covid-19 que ha dejado más de 189.000 muertos en la primera economía del mundo, con niveles históricos de desempleo, el millonario republicano quiere perfilar una promesa doble: la llegada inminente de una vacuna y un espectacular repunte de la economía.

Su postura es culpar a los demócratas de ensombrecer el panorama sanitario y de imponer restricciones excesivas en las ciudades y en los estados que controlan motivados por un cálculo electoral y no por la salud pública.

“Los demócratas van a abrir sus estados el 4 de noviembre, el día después de la elección. Estos cierres son ridículos y sólo sirven para perjudicar la economía antes de la elección que quizás es la más importante de nuestra historia”, afirmó en Twitter antes de iniciar su gira.

Por su parte los republicanos acusan a Joe Biden y a su compañera de fórmula, Kamala Harris, de politizar la búsqueda de una vacuna para la covid-19, después de que la senadora afirmara que no creía “ni una palabra” del mandatario republicano al respecto.

Para Kayleigh McEnany, portavoz de la Casa Blanca, los demócrata están jugando a un juego peligroso al sembrar dudas en un tema tan sensible.

La funcionaria insistió ante la cadena Fox News en que Trump se remite a las recomendaciones de los científicos, algo que según ella ha hecho desde el principio, pasando por alto varias polémicas entre el presidente y la comunidad de la ciencia.

El 45º presidente de la historia de Estados Unidos, en su búsqueda de cuatro años más en la Casa Blanca, desechó un estilo de campaña ostentoso y caro que había desplegado en la primaveral boreal y al inicio del verano bajo la batuta de su director Brad Parscale, que fue despedido.

“Mi campaña gastó mucho al principio para contrarrestar las historias falsas y las noticias falsas sobre nuestra versión del virus chino [covid-19]”, se defendió en Twitter.

Frente a reportes de una campaña en aprietos financieros, el magnate de las bienes raíces se dijo este martes dispuesto a gastar de su propia fortuna para intentar reelegirse.

“Si debo hacerlo, lo haré”, dijo a periodistas antes de viajar a Florida. “Lo que sea que haga falta, tenemos que ganar”./AFP

También podría gustarte