Fiscalía del Magdalena asume caso de Wendy  

262

Su cuerpo fue encontrado con heridas de arma blanca en la zona de Tajamar Occidental, en Bocas de Ceniza, a cargo de pescadores que dieron aviso a las autoridades de la Policía, quienes se encargaron de sacar el cuerpo y realizar la inspección judicial. 

Tras 6 meses sin pistas o información, un nuevo rumbo tomó la investigación que adelantan las autoridades por el asesinato de la joven turista Wendy Paola Flórez Pérez, de 27 años de edad que llegó a Santa Marta el pasado 17 de febrero del presente año, y fue encontrada sin vida el 21 del mismo en Barranquilla, a cargo de un grupo de pescadores.

Claudia Pérez, hermana de la joven turista quien aún no tiene respuestas claras de las autoridades, sobre quiénes son los responsables del presunto homicidio, reveló la mañana de ayer que el caso será trasladado a la Fiscalía seccional Magdalena.  “Funcionarios de la Fiscalía en Barranquilla me entregaron los dispositivos electrónicos que ellos tenían en su poder, excepto el computador porque no lo han podido abrir, y el caso lo pasaron para Santa Marta”, contó la mujer.

Asimismo, dijo que la Fiscalía seccional 34 será quien asumirá la investigación, pues en Barranquilla el CTI no avanzó en el caso y siguen sin tener una pista en absoluto sobre el paradero de los sujetos que le arrebataron la vida a su hermana. De igual modo, esperan que, con el nuevo rumbo de la investigación, pueda ser esclarecida la muerte de la mujer.

Como se informó en su momento, la joven nacida en Riohacha (La Guajira) se encontraba desaparecida desde el pasado 17 de febrero del año en curso, cuando salió del hotel Valladolid, ubicado en el sector de El Rodadero, donde había llegado en horas de la tarde y dos horas después salió a cenar solo con su billetera, dejando sus demás pertenencias y su teléfono celular en la habitación donde se hospedaría.

Posteriormente, el padre de la joven, confirmó que su cuerpo fue encontrado la mañana del pasado 21 del mismo en la zona de Tajamar Occidental, en Bocas de Ceniza, a cargo de pescadores que dieron aviso a las autoridades de la Policía, quienes junto a peritos judiciales se encargaron de sacar el cuerpo y realizar la inspección judicial.

El cuerpo fue llevado hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Barranquilla, lugar al que se trasladaron sus familiares a iniciar los trámites pertinentes y obtener el permiso del retiro del cadáver, para trasladarlo en un carro fúnebre hasta la ciudad de Bucaramanga donde le brindaron cristiana sepultura.

También podría gustarte