“La música, un buen refugio para mantenerme activo”

Por SERGIO VILLAMIZAR D.

“La parte buena de todo lo que está ocurriendo es que las giras de promoción, que las hacíamos por meses viajando de país en país, ahora las hacemos desde casa. Es algo nuevo y simpático, porque puedes ver a tu gente y subes a la oficina y en una hora te has conectado con un montón de países”.

Así lo siente Diego Torres, el cantautor argentino que desde su casa y estudio de grabación se encuentra hablando de ‘Amanece’, su nueva canción, la primera que escribe y graba en medio de la pandemia, esta vez acompañado por los artistas colombianos Catalina García, Jorge Villamizar y el español Macaco.

Una reflexión sobre esta crisis mundial y cómo también, en medio del dolor y angustia que esta puede producir, es la oportunidad para el cambio.

Con el formato de noticiero de televisión, que vieron como sus audiencias se han triplicado en medio de la urgente búsqueda de respuestas a esta crisis, realizó el video en compañía de los artistas invitados.

Diego Torres, quien es jurado del programa concurso ‘A otro nivel’, que quedó a mitad de las grabaciones por la pandemia, habló sobre la música en tiempos de Covid-19.

HACIA EL DESPERTAR

‘Amanece’, un retrato de lo que se vive en medio de esta pandemia, con frases como: ‘Ahora que el mundo se detiene’…

El mundo puso el freno de mano de un momento a otro, cuando todos veníamos con un gran impulso con esta vida tan acelerada en este mundo moderno con una tecnología que te va aportando cambios cada vez más veloces, sobretodo los que estábamos acostumbrados a trabajar viajando y se detuvo a cero.

Por eso, para mí era una necesidad comenzar la canción de esa manera, que ahora que el mundo se detuvo tenemos la necesidad de pensar en todo lo que no veníamos pensando por andar distraídos por la manera en que veníamos viviendo.

¿Qué tanto tiempo le tomó a Diego Torres empezar esta canción?

Creo que todos hicimos un proceso. Yo venía viajando mucho por los conciertos y en Colombia grabando ‘A otro nivel’. Paró todo y las primeras tres semanas pensábamos en lo bueno que era quedarse en casa pensando que todo pasaría en algunos días, pero fue ver cómo todo se iba complicando más.

UN PROPÓSITO SOCIAL

¿Bastante activo con su música en las causas sociales en medio de la pandemia?

La música fue un buen refugio para mantenerme activo y ocuparme en cosas y proyectos que podía sacar adelante, como él hacer una nueva versión de ‘Color esperanza’ invitando a un montón de artistas y ayudar a la Organización Panamericana de la Salud en la lucha del Covid-19 en toda la región.

Ahí también me convocaron para un proyecto humanitario en Argentina para ayudas a la gente en los barrios más carenciados, un proyecto realmente impresionante, llegando a los lugares más difíciles con cajas de alimentos y artículos limpieza.

Se armó un estudio de grabación en uno de estos barrios, lo cual es muy lindo, abriéndose una puerta muy interesante e hicimos una canción con los chicos que se llama ‘Seamos uno’.

¿Cómo vivió lo que sucedió con ‘Color Esperanza’?

Reencontrarse con las canciones, incluso a mí me pasó al volver a canciones viejas, te das cuenta que tienen vida propia, van más allá, porque la gente las hace propia, parte de su vida.

Fue la propia gente que dio la señal de volver a sacar ‘Color esperanza’ como una bandera, cantándola desde los balcones en España, los médicos en Paraguay, la Policía en Colombia, en Argentina, en México y tantos lugares, que debíamos hacer algo con todo eso.

Ahí me reencontré con Coti y Cachorro López para contarles el proyecto y que los derechos fueran para la lucha contra el Covid-19, convocando un montón de artistas.

¿Cómo ha vivido este tipo de aislamiento social?

Más que eso cambió la convivencia en casa, pero como ella no está acá, no puede dar su respuesta (risas). Pasar más tiempo en casa es lindo y disfrutar mucho a mi hija, además de tener mi estudio acá, entonces compartimos mucho porque ella va viendo todo el proceso.

Esa libertad de poder tomar un avión a cualquier parte del mundo, de trabajar en distintos lugares, a lo mejor se extraña eso.

También podría gustarte