Deslizamiento dejó en la calle a 40 familias y 61 casas afectadas en San Martín

503

Hoy en el barrio San Martín hay dolor, desesperación y  tristeza. Saben que más de 150 personas están vivas de milagro, luego que una parte del cerro El Ancón se descuajara dejando en la calle a unas 40 familias.

Alrededor de 40 familias permanecen viviendo a un lado de la carretera, con los enseres que pudieron salvar, luego que sus casas se vieran afectadas por el deslizamiento del cerro Ancón, en la zona de San Martín. Los damnificados tratan de ganarle la batalla a la desolación y la incertidumbre. /MONTINER ALVIS

En medio de la nostalgia y la desazón, que produce quedarse sin nada, más de 150 personas, que conforman esas 40 familias entre colombianas y venezolanas, se encuentran en la calle implorando la caridad pública, al ser damnificados del derrumbe de una parte del cerro El Ancón,  que  ocurrió entre la madrugada y resto de pasado domingo 13 de septiembre.

VIVIENDAS AFECTADAS 

Fueron en total 61 las viviendas afectadas por el desmoronamiento de la emblemática montaña, gran parte de ellas quedaron en las ruinas y sepultadas por los deslizamientos de tierra que trajo el desprendimiento de grandes cantidades de rocas y tierra que acabaron no solo con los sueños de estas familias, sino con todo aquello que con mucho esfuerzo habían conseguido con el fruto de su trabajo a lo largo de sus vidas.

La alcaldesa de Santa Marta Virna Johnson, ha estado al frente de la situación tras presentarse la emergencia.

Muchos de los afectados aún permanecen aún lado de la carretera con sus vistas pérdidas sobre las ruinas de lo que una vez llamaron hogar, mientras tratan de llegar a un entendimiento de lo sucedido y  tratan de ganarle la batalla a la desolación y la incertidumbre que temen les depara el futuro sin un techo sobre sus cabezas.

Para José Martínez, la tragedia no solo tocó de manera particular su hogar, sino que destruyó por completo los hogares en donde residían dos de sus hijos, quienes aunque afortunadamente no resultaron heridos, no obstante, perdieron por completo todos sus enseres, pues una de las casas quedó sepultada por cientos de escombros y el lateral de la otra quedó sumida en la oscuridad bajo cientos de rocas.

 “Todo empezó  a las 3:00 de la mañana, empezaron a caer piedrecitas como avisando, gracias a Dios pudimos salir porque como a la media hora se vino todo el cerro abajo, desmigajando toda la casa. En la casa de mi hijo dañó todo, las piedras cayeron sobre las camas, la nevera, el televisor”, contó con importancia el afectado.

En la familia de José Martínez fueron más de 8 las personas que se han visto afectadas por el inesperado suceso que conmocionó a toda Santa Marta, sobre todo luego de conocer la muerte de una adulta mayor de nacionalidad venezolana que no pudo escapar de la primera avalancha de rocas en horas de la madrugada cuando dormía.

Familias Enteras permanecen aún lado de la carretera con sus vistas pérdidas sobre las ruinas de lo que una vez llamaron hogar, mientras tratan de llegar a un entendimiento de lo sucedido y tratan de ganarle la batalla a la desolación y la incertidumbre/MONTINER ALVIS

LA TRAGEDIA   

Confusión, impotencia, tristeza, incertidumbre, desesperación y desolación invaden a cerca de 154 personas, el equivalente a 61 familias samarias y venezolanas afectadas por el deslizamiento del Cerro El Ancón, ocurrido entre la madrugada y el resto del domingo. Muchos se encuentran en las calles implorando la caridad pública, debido a que fueron evacuados de sus viviendas afectadas o cubiertas por una avalancha de rocas,

El trágico evento que afectó gran cantidad de viviendas ubicadas en unos de los barrios más emblemáticos del sector norte como San Martín, dejó una adulta de 74 años de edad muerta y una más herida que permanece recuperándose en un centro asistencial de esta capital, dejó además 154 personas afectadas, entre ellas 93 adultos y 64 menores de edad.

Linda Gutiérrez, madre de tres hijos con quienes reside junto a su compañero sentimental, relató el momento exacto en que inició la tragedia que dejó como resultado la muerte de una vecina y otra persona más herida. “Nosotros estábamos en la puerta  y sentimos como si estuviera lloviendo, se nos hizo raro y al mirar, vimos el polvo, era una avalancha de tierra que se vino del cerro. Al nosotros bajar a ver nos llevamos la sorpresa que la casa donde murió la señora y el joven herido le había caído una roca gigante. Al afectado lo sacó un Policía, a quien afortunadamente no le pasó nada”.

De igual modo, la mujer agregó que la situación fue un susto para los integrantes de su familia, al ver cómo se desmoronaba el cerro de a ratos, “ya uno está acostumbrado porque normalmente cuando aquí llueve el cerro se cae; el temor de todos los de este sector es el pico del cerro pero jamás y nunca pensamos en que se iba a venir de esa forma”, agregó la afectada dedicada al comercio quien poco a poco ha ido trasladando sus enseres y elementos personales a la casa de un familiar para protegerlas de otro posible deslizamiento.

ENSERES A LAS TERRAZAS 

La mayoría de los habitantes de las casas afectadas pudieron sacar los electrodomésticos, desmontar aires acondicionados y desarmar camas para poner los colchones en las terrazas o llevarlas hasta viviendas de otros familiares, a fin de protegerlas por estos días, donde ha aumentado el riesgo de que se presente otra emergencia, sobre todo, en esta temporada de lluvias que atraviesa la ciudad.

 “De miedo nosotros hemos tenido que retirarnos rápidamente. Algunos hemos podido sacar nuestras cosas de la vivienda, y para otros había la posibilidad de rescatar algunas como la cama, pero por seguridad hemos decido esperar respuestas así sin nada, como nos ve”, explicó Rosa Pérez, una residente de la zona.

Las imágenes mostraban la magnitud de la tragedia cuando los socorristas evacuaban de las zonas afligidas a menores, personas adultas y otras abrazadas a sus enseres, mientras dejaban atrás sus viviendas afectadas y en riesgo de ser derribadas por la caída del cerro que el cualquier momento puede seguir desmoronándose, según las autoridades.

Durante la mañana y tarde de ayer, las autoridades continuaban atendiendo las familias damnificadas y ampliando el censo de afectaciones, realizando las evaluaciones y análisis de necesidades, para consolidar un reporte definitivo, que en principio señala que 154 personas fueron evacuadas del sector por los deslizamientos de tierra.

Luego del derrumbe del cerro Ancón 40 familias y más de 150 personas quedaron damnificadas /MONTINER ALVIS

VIVIENDAS AGRIETADAS 

Casas agrietadas, restos de rocas en el patio de algunas otras, colchones en el sol, neveras y demás elementos se pueden observar a simple vista al recorrer el  callejón de Las Marías ubicado en el sector de Rafael Ibáñez, entre Nacho Vives y San Jorge, los cuales fueron los más afectado dejando como saldo una persona muerta y más de 60 familias damnificadas, número que puede aumentar luego del censo oficial por parte de la Alcaldía y la Defensa Civil. Los objetos fueron sacados con ayuda de vecinos y otros familiares, llevados a otro lugar para mantener a salvo lo poco que han logrado conseguir con el esfuerzo de su trabajo.

“Nos tocó sacar todos de la casa, desarmar camas y mandarlo para donde otros familiares porque no sabemos si esto puede repetirse. Aquí voy a seguir junto con mi familia esperando que solución nos van a dar las autoridades, porque si bien nos entregaron una ayuda de $300 mil para un arrienda y un mercado, eso no nos va a solucionar esta situación”, dijo Diana López, madre de tres menores, quien permanece afuera de su vivienda a espera de recibir buenas noticias.

Asimismo, las familias piden ayuda al gobierno local para una pronta reubicación, teniendo en cuenta que la alerta todavía no ha disminuido pues las lluvias continuarán hasta el mes de diciembre. De igual modo, hicieron un llamado a la gente de buena corazón para que los ayuden con elementos como alimentos no perecederos, para ayudar a las personas que se vieron más afectadas luego de los deslizamientos registrados el pasado fin de semana.

ORGANISMOS DE SOCORRO 

Tras lo ocurrido el fin de semana, en el lugar permanecen organismos de socorro de la ciudad de Santa Marta como el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Santa Marta, Cruz Roja y la Defensa Civil, entre otras autoridades del Distrito, como la Secretaría de Seguridad y Convivencia, Sandra Vallejos, quienes llevaron a cabo labores de prevención con los ocupantes de las viviendas, en aras de evitar otra tragedia, pues los deslizamiento en esta zona podría afectar a demás familias del sector.

Por su parte, la Secretaria de Seguridad y Convivencia, Sandra Vallejos, explicó que continuarán haciendo presencia en el sector de San Martín, verificando las condiciones de Seguridad en este punto de la ciudad, “es evidente y lógico que todavía no se ha hecho una evaluación integral, a pesar que siguieron el protocolo que tiene que ver con el tema de emergencias; la primera es un censo, la cual debe ser depurado porque se está hablando de quienes residen las viviendas que no necesariamente son los propietarios. Hay inmuebles que estaban alquilados a personas exógenas, o de nacionalidad venezolana que necesitaban el lugar, por eso se va a verificar quienes son esas personas propietarios para un subsidio y reemplazar la vivienda”.

También podría gustarte