Condenan a exjuez que recibió $200 millones  

32

Según la Fiscalía, el corrupto favoreció a una persona procesada por narcotráfico, tras recibir una millonaria suma de dinero. 

El exjuez 12 de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de Bogotá, José Henry Torres Mariño, fue condenado a cinco años de prisión después de que se demostrara que otorgó beneficios judiciales a un procesado, tras recibir dinero.

Según dio a conocer la Fiscalía General de la Nación, el exfuncionario recibió más de 200 millones de pesos por parte de una persona procesada por narcotráfico por lo que lo acusaron de los delitos de prevaricato por acción, acceso abusivo a un sistema informático y daño informático.

“Un fiscal de la Dirección Especializada contra la Corrupción obtuvo material de prueba que vincula al juez a diferentes maniobras ilícitas para lograr que la petición de una persona sentenciada por narcotráfico llegara a su despacho”, dijo ese ente.

Algunas de las maniobras ilegales que según esa institución realizó el exjuez y que buscaban beneficiar a la persona que le pagó la millonaria suma fue cambiar el caso de sitio en el país y pedir que le fuese entregado el proceso sin hacerlo de forma correcta.

“Inicialmente, en noviembre de 2015, alteró el sistema de la Judicatura para que el caso fuera asignado en Bogotá, cuando en realidad debía resolverse en Villavicencio”, aseguró en un comunicado la Fiscalía General.

“Posteriormente, pidió a los ingenieros del Centro de Servicios de Ejecución de Penas que le entregaran el proceso sin utilizar el mecanismo de reparto aleatorio”, agregó en su relato ese ente acusador.

Quince días después de esto, aclara la Fiscalía, el exjuez emitió un fallo a favor de la persona procesada por narcotráfico enviándola a cumplir su pena en su casa, argumentando que era padre cabeza de familia.

“La investigación demostró que dicha decisión no tuvo un sustento real y que el procesado no cumplía los requisitos de ley para recibir este beneficio”, sentenció la entidad en su comunicado.

También podría gustarte