Socializan controles a la pesca del bagre rayado en el Banco  

35

Con el objetivo de socializar la segunda temporada de veda del bagre rayado  en la vigencia del 2020, se llevó a cabo una reunión con autoridades municipales, comercializadores de pescado y funcionario de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca, AUNAP en el municipio de El Banco. 

En el encuentro de manera articulada se logró concertar por parte de los presentes, la no pesca y comercialización de esta especie durante el tiempo de la veda que se  extiende hasta el próximo 15 de octubre.

Durante este período serán las autoridades competentes, las encargadas de vigilar el cumplimiento de esta medida. El llamado es a los pescadores, comerciantes pesqueros, dueños y administradores de restaurantes a respetar la veda del Bagre Rayado para la protección y favorecimiento del hábitat de la especie.

QUÉ ES LA VEDA 

El término veda que se refiere a la restricción, vetar o prohibir por ley, una acción en términos de pesca. La veda de pesca son periodos de tiempo donde se prohíbe la pesca industrial, pesca artesanal o pesca deportiva de una determinada especie de pez en una cuenca hídrica, en un río o en alguna costa marina específica, normalmente la veda corresponde a segmentos de tiempos donde se generan los ciclos reproductivos de los peces, por lo tanto, se prohíbe cualquier tipo de captura, transporte y comercialización de la especie de pez de agua dulce o de agua salada marcada en veda, según la legislación nacional.

Esta medida es tomada como consecuencia de la falta de control y respeto por los periodos de veda, son varias las especies que se encuentran en un riesgo alto y vulnerable de desaparición, entre las especies de peces de agua dulce de Colombia, más amenazadas y que representa un alto valor comercial, se encuentra el pez bagre rayado del Magdalena,  donde su población ha descendido notablemente, en los últimos 30 años las capturas han reducido en más de un 90%, entre sus principales causas de disminución se encuentran: Contaminación del río y sus afluentes, disminución del caudal del río y sus afluentes por talas de árboles en las cabeceras de ríos y a lo largo del lecho del mismo, poco control de las tallas mínimas de pesca, mínimo control con los periodos de veda.

A la reunión asistieron: La Secretaria de Gobierno , Jefe de la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria y Medio Ambiente-UMATA, la Secretaría de Gestión y Desarrollo Social, contratista de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca, AUNAP y comercializadores.

También podría gustarte