Hospital logró reconocimiento de acreencias por más de ocho mil millones de pesos 

214

Mediante la resolución 552 del 20 de marzo de 2020 se puntualizó la primera calificación de dicha acreencia en donde se reclamaron esos derechos.

Bajo la gerencia del agente especial interventor,  Luis Óscar Galves Mateus, el Hospital Universitario Julio Méndez Barreneche logró que con cargo a la masa liquidatoria del programa de salud de la entidad promotora de salud en liquidación de la Caja de Compensación Familiar de Córdoba, Comfacor EPS, se reconociera la acreencia por monto de 8 mil 86 millones 606 mil 121 pesos.

Esta obligación había sido negada por parte de Comfacor EPS,  en un primer acto administrativo pero gracias a los argumentos y evidencias que consignó el Hospital Universitario Julio Méndez Barreneche en el recurso de reposición, se obtuvo la aceptación definitiva de la acreencia como crédito de Prelación B.

Mediante la resolución 552 del 20 de marzo de 2020 se puntualizó la primera calificación de dicha acreencia en donde se reclamaron derechos ciertos por valor de $9.148.689.858 los cuales no fueron aceptados en la masa liquidatoria del programa de salud de la entidad promotora de salud en liquidación de Comfacor EPS.

Una vez iniciado el proceso de intervención ordenado por la Superintendencia Nacional de Salud, el equipo jurídico y contable, liderados por el agente especial interventor, doctor Luis Óscar Galves Mateus; documentaron todas y cada una de las condiciones que derivaron en el reconocimiento de la deuda en la resolución 467 del 30 de julio por valor de  $8.086.606.121 y que se le había rechazado a la anterior administración.

La recuperación de esta cartera no solamente es una demostración más de la buena gestión del actual equipo interventor que está al frente del Hospital Universitario Julio Méndez Barreneche sino la experiencia con la que cuentan para manejar este tipo de medidas y la capacidad técnica de adjuntar la cantidad de soportes que requiere una acreencia para hacerse exigible.

De esta manera, la Superintendencia Nacional de Salud a través del agente especial interventor, doctor Luis Óscar Galves  Mateus, fortalece la defensa jurídica de la entidad, corrige su ejercicio contable y la recupera financieramente, depura sus estados financieros, accede a recursos que servirán para sanear deudas, mejora su proceso de cartera y corrige el déficit presupuestal que arrastra de vigencias pasadas.

También podría gustarte