Congresista denuncia que fue discriminado por la Policía por ser gay 

104

En el marco del debate que se desarrolla en la plenaria de la Cámara por el tema de los abusos de la Policía Nacional a la ciudadanía, el representante por la Alianza Verde, Mauricio Toro, aseguró fue víctima de discriminación por parte de agentes por su condición de ser homosexual, y le impidieron entrar a un juzgado en la capital del país”. 

Yo Mauricio Toro, el primer congresista abiertamente homosexual y aun así he sido víctima de la discriminación por parte de la Policía. No hace mucho entrando a un juzgado de Bogotá al juicio por el caso de Sergio Urrego, la Policía me discriminó a mí por llevar la bandera los derechos LGTBI y la Policía me señaló y me impidió el ingreso por ser gay. Lo denuncié, abrió la investigación y no ha pasado nada. Si eso le pasa a un congresista que es discriminado, cómo será con otra persona cualquiera en el país”, sostuvo el congresista.

Para Toro, es una práctica de la Policía Nacional “la homofobia” para con la población LGBTI. “Solo para darles algunas cifras, han sido más de 515 personas LGBT las víctimas de violencia policial entre 2013 y 2019, esto es un cortísimo periodo de 5 años, donde hay reportadas 515 violaciones de derechos fundamentales cometidos por agentes de policía en todo el territorio nacional, y eso que no estamos considerando el enorme subregistro existente, por amenazas o por vergüenza de las personas que viven en el closet sin poder reconocer públicamente su orientación sexual”.

Insistió en que “más allá de unos pocos casos aislados o manzanas podridas, en realidad la violencia y discriminación de la policía contra las personas LGBT, por la cantidad de casos, por su ocurrencia generalizada en todo el territorio nacional, y en especial, por la enorme impunidad de casos e investigaciones que terminar engavetadas sin siquiera identificar a los agresores, y mucho menos sin sanciones ni reparación para las víctimas, nos han llevado durante muchos años a denunciar que más casos asilados, este ensañamiento de los policías contra las personas LGBT parece más bien una práctica sistemática, permanente, profunda y arraigada a las creencias y vivencias de la Policía”.

También podría gustarte