Policía lidera campaña contra las drogas en tres municipios en el Magdalena 

51

Con una ceremonia llevada a cabo en los municipios de Sabanas de San Ángel, Salamina y Remolino, la Policía Nacional a través de un plan puerta a puerta realizó la clausura del Programa Escolarizado para la Prevención de Drogas, beneficiando a 310 personas, entre estudiantes, docentes y padres de familia.

La Policía del Magdalena, con su Grupo de Prevención y Educación Ciudadana  y los Gestores de Participación Ciudadana como Instructor del Programa Escolarizado para la Prevención de Drogas y la Violencia en las Estaciones de Policía de Remolino, Salamina y Sabanas de San Ángel desarrollaron actividades con diferentes temáticas que conllevan a  prevenir el uso y abuso de drogas.

Esta acción preventiva fue realizada en medio de la pandemia por el Covid-19, la cual sigue latente; donde la Policía del Magdalena, cumpliendo con los protocolos de bioseguridad adoptados por el Gobierno Nacional y manteniendo el distanciamiento físico, logró su objetivo en el desarrollo de la intensidad horaria del programa, llevando a cabo visitas de manera personalizada casa a casa, reuniéndose con los estudiantes, docentes y padres de familia, alternando con el uso de medios de la tecnología de la información a través de videoconferencias o envío de material didáctico por mensajería instantánea, proporcionando la información necesaria, que a ellos les permitan llevar una vida libre de drogas, alcoholismo, violencia y estableciendo relaciones positivas entre la familia, su entorno social y las autoridades.

“Estas acciones de los espacios pedagógicas y colaborativa entre la Policía y los docentes de los diferentes centros e instituciones educativas del Departamento, nuestros Gestores de Participación Ciudadana despliegan un servicio de policía para la gente, en especial para los niños, niñas y adolescentes, buscando que sean miembros productivos de su comunidad, por lo que se viene generando espacios de capacitación en medio de la pandemia, lo que fortalece la confianza y los vínculos de los padres de familia, autoridades y los estudiantes, permitiendo contrarrestar las problemáticas identificadas de violencia y consumo de sustancias estupefacientes, priorizando e interviniendo los entornos educativos como parte de una estrategia institucional”, concluyó el coronel Samir Pava Ávila, comandante del Departamento de Policía Magdalena.

También podría gustarte