Presidente del Perú al borde de la destitución 

68

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, se sentará hoy viernes en el banquillo ante un Congreso que votará si lo destituye por “incapacidad moral”, pero sus adversarios aparentemente no cuentan con los votos para sacarlo del poder. 

En un acelerado proceso que comenzó hace apenas una semana, a 10 meses del fin de su mandato, el gobernante es acusado de instigar a dos asesoras a mentir en una investigación sobre un contrato a un cantante.

El Tribunal Constitucional rechazó el jueves una medida cautelar solicitada por el mandatario que habría paralizado el juicio, anunció su presidenta, la magistrada Marianella Ledesma.

Sin embargo, Ledesma señaló que la corte no concedió la medida cautelar porque “el riesgo de que suceda la vacancia se ha debilitado”, en una señal de que los enemigos de Vizcarra no tendrían los votos para destituirlo.

Vizcarra, quien designó este jueves al abogado Roberto Pereira Chumbe para que lo defienda en el juicio del Congreso, ha denunciado “un complot contra la democracia”.

El gobernante es un ingeniero provinciano de 57 años que ha tenido altos niveles de popularidad desde que asumió el poder en 2018 tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski, de quien era vicepresidente.

No hay pugnas ideológicas en esta controversia, pues tanto el mandatario como la mayoría parlamentaria son de centroderecha.

Tampoco están en discusión los grandes problemas que enfrenta Perú -la pandemia del coronavirus y la recesión económica-, sino que parece tratarse de una mera lucha por el poder y que el contrato del cantante es un pretexto.

En los sondeos, redes sociales y calles (con cacerolazos), el apoyo a Vizcarra se ha hecho sentir: ocho de cada diez peruanos quieren que siga al frente del Ejecutivo, según una encuesta de Ipsos.

La moción recuerda dos iniciativas similares contra su antecesor Kuczynski (2016-2018), que llevaron a la renuncia del exbanquero, también en el marco de enfrentamientos con el Congreso.

También podría gustarte