Declararán la calamidad pública por erosión costera en Playa Salguero

342

En las próximas horas, mediante decreto, el Distrito de Santa Marta declarará la calamidad pública para atender la problemática de erosión costera en el sector de Playa Salguero.   

La decisión contó con la aprobación unánime de los miembros del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres, CMGRD, en la sesión ordinaria de este viernes, liderada por la alcaldesa Virna Johnson y el director de la Ogricc, Jaime Avendaño.

De acuerdo con lo explicado por el ingeniero Avendaño frente a los miembros del órgano colegiado, gracias a las inspecciones de campo, se pudo establecer que la erosión es consecuencia de la tala indiscriminada del mangle que abundaba en la zona, además de las construcciones que han sido erguidas en la orilla e impactan en la disminución del aporte de sedimentos a la playa. Otro de los factores que genera estos efectos negativos, es la construcción de diques y rellenos con material sobre el cauce del río Gaira, que desemboca en esa zona.

La medida se traduce en la superación de la capacidad instalada del Distrito para atender la situación y abre oportunidades que permitan la disposición de recursos del Gobierno Nacional para la atención a la emergencia.

La calamidad pública por la erosión en Playa Salguero, permitirá establecer una hoja de ruta respecto a los estudios técnicos necesarios para hallar soluciones definitivas a la problemática e intervenir con el apoyo del gobierno central en la zona afectada.

EL ESTUDIO

Por otro lado, el estudio presentado en una mesa técnica durante el año pasado contempla acciones como la recolección de 15 muestras para la determinación de granulometría el cual tendría un costo de 621 mil pesos, asimismo, el estudio de propagación de oleaje desde aguas profundas hasta el área de interés, empleando modelos numéricos para determinar el comportamiento en zonas costeras, en un área mínima de costa de 2 mil metros, costaría más de 7 millones de pesos.

Del mismo modo, dentro del estudio se tiene previsto el levantamiento de línea de costa del litoral del Caribe y Pacifico colombiano para un área de 2 mil a 4 mil metros, esto tendría un valor aproximado a los 4 millones 240 mil pesos. El análisis multitemporal de la línea costera para un área de 2 mil a 4 mil metros requerirá una inversión de 6 millones 235 mil 700 pesos.

Finalmente, el levantamiento hidrográfico monohaz en aguas fluviales costaría más de  31 millones de pesos y el estudio de alternativas de solución para el problema de erosión costera más de 101 millones de pesos.

UNA SITUACIÓN DE GRAVEDAD 

Playa Salguero ha venido siendo afectada por una grave erosión costera, manifestada en cambios drásticos, que a diferencia de los cambios cíclicos que se producen en todas las costas, de disminución y aumento de playa, con una alteración en los movimientos naturales, en el caso del balneario se ha desencadenado muy rápidamente, en un periodo de tiempo muy breve.

De acuerdo con estudios realizados el balneario ha perdido cerca de 47 metros de playa entre los años 2013 y 2016, con un promedio de 16,66 metros por año, tanto ha sido la desmedida degradación costera que en algunos sectores de la zona norte del balneario ya se evidencia que el mar está golpeando estructuras y edificaciones.

Cabe resaltar que, esta situación ambiental se ha convertido en una amenaza, puesto que entre las principales causas de este fenómeno se encuentra la existencia de un espolón construido hace más de un año y el cual aseveró la situación de erosión y degradación costera, puesto que este retiene los sedimentos que salen del río Gaira y que solo ha rellenado una parte de la playa.

No obstante, este no ha sido la única causa, puesto que entre las más graves se encuentra la extracción de sedimentos del río para la construcción de viviendas a los alrededores, por lo que este deja de llegar a la bahía.

SEGUNDA TEMPORADA DE LLUVIAS  

En el marco del encuentro del CMGRD, también se socializó sobre los fenómenos asociados a la segunda temporada de lluvias del año 2020, que inició el pasado 20 de septiembre y con la llegada de la cual, se espera un incremento considerable en las precipitaciones hasta el mes de diciembre.

Entre los posibles escenarios de riesgo asociados, se encuentran la remoción de masa (en cerros), vendavales y avenidas torrenciales que podrían incluir desde un incremento del caudal en los ríos, hasta el arrastre de sedimento por escorrentía superficial.  Esto se da en el marco de la temporada de huracanes que finalizará el 30 de noviembre y complejizará el fenómeno de variabilidad climática.

También podría gustarte