Vizcarra se salvó de ser destituido  

18

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, se salvó de ser destituido por el Congreso, al cierre de un juicio político que mantenía al país en vilo en medio de la pandemia del coronavirus y la recesión económica. 

Tras un debate parlamentario de 10 horas, en el que mandatario presentó sus descargos al inicio, apenas 32 legisladores votaron a favor de la destitución, 78 en contra y 15 se abstuvieron.

Los adversarios de Vizcarra necesitaban 87 votos para cesarlo 10 meses antes de que culminara su mandato, el 28 de julio de 2021.

“No ha sido aprobado el pedido de vacancia, en consecuencia pasa al archivo”, declaró el jefe del Congreso, el opositor Manuel Merino, quien habría asumido el poder si hubiese prosperado el juicio contra Vizcarra, que él promovió.

El resultado de la votación no fue tan sorpresivo, porque los medios peruanos habían anticipado que los opositores radicales no contaban con los votos necesarios para echar del poder al popular gobernante, quien carece de partido y de bancada legislativa.

“Quiero, agradecer a todos los señores congresistas, porque han sobrepuesto su espíritu democrático y han apostado por la estabilidad y el pueblo”, declaró el jefe del gabinete ministerial, Walter Martos, a la radio RPP.

“Los grandes desafíos del Perú nos exigen actuar con sensatez y responsabilidad. Sigamos trabajando todos unidos por lo que realmente importa a los peruanos”, tuiteó Vizcarra, en su primera reacción a la decisión del Congreso.

Mencionó entre estos temas “la lucha contra la pandemia, la reactivación económica, el fortalecimiento de la democracia, el combate a la corrupción”.

Vizcarra acudió al Congreso -aunque no estaba obligado por ley- junto a su abogado, Roberto Pereira, para presentar sus descargos. /AFP

También podría gustarte