Concejo aprobó nuevo POT para Santa Marta

802

El Concejo de Santa Marta aprobó el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, con vigencia de 12 años.  De este modo, la nueva hoja de ruta de la ciudad que se designa ‘500 años’, contó con el voto positivo de 10 integrantes de la corporación edilicia, y 9 negativos, quienes, desde el mismo día del arribo de la iniciativa emprendieron una dedicada tarea de investigación, estudio, análisis y debate.  

Esto, teniendo en cuenta que, la organización de un territorio es fundamental para garantizar su adecuado crecimiento y bienestar de la comunidad, en la actualidad Santa Marta cuenta con un Plan de Ordenamiento Territorial, POT, alejado de la realidad y de las innumerables necesidades de los samarios.

Por tanto, dichas necesidades requieren ser atendidas para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, los aspectos más importantes para lograr ello se centran en el POT, destacando que, este documento es la base para que los gobiernos ejerzan control sobre el crecimiento del territorio y los riesgos que se puedan generar en la población.

Fueron noventa días de discusiones, aprendizajes, lluvia de ideas, propuestas, interrogantes, respuestas y conclusiones a fin de entregar a la ciudad un POT para los próximos 12 años.

El proyecto tuvo cuatro ponentes, Enrique Gonzáles y Julio Carbono, para el primer debate, Álvaro Linero Montes y Efraín Vargas para el segundo y definitivo debate, quienes asumieron el reto como una gran tarea que la misma ciudad les estaba encomendando.

El médico Linero Montes, sostuvo, “este es un compromiso con la ciudad, hemos estudiado, analizado, escuchado todas las voces todas y de cada una de ellas recibimos algo importante para nutrir este documento, esta hoja de ruta para la ciudad”.

Los concejales que votaron positivo fueron: Jaime Linero Ladino y Pedro Gómez Añez del partido ASI, Carlos Pinedo Cuello y Efraín Lozano de Cambio de Radical,  David Palacio y Juan Carlos Paladio del partido Conservador, Yesid Ospino del partido Alianza Verde, Juan Ruiz Frutos e Ingrid Gómez Ceballos del partido Centro Democrático y Martha García  del Partido Liberal.

LAS MODIFICACIONES  

Temas cruciales como planes parciales, cargas urbanísticas adicionales, tuvieron una rigurosa tarea técnica a fin de no afectar procesos de desarrollo de ciudad y proyección urbanística de Santa Marta.

“Luego de las citaciones promovidas en el Concejo Distrital, en la que escuchamos al sector de la construcción, a los miembros de Camacol, donde también se escucharon a los representantes de algunos equipamientos que solicitaban su traslado, como el Batallón Córdova, la planta de Ecopetrol, la Cárcel Rodrigo de Bastidas y la empresa Postobón, entre otros, así como lo escuchado y analizado dentro del Cabildo Abierto, se llegaron a hacer unas modificaciones con relación al tema propiamente del Plan de Ordenamiento Territorial”, expresó el concejal Jaime Linero.

En cuanto a las más de 70 modificaciones que se presentaron, Linero Ladino, manifestó “por ejemplo, Ecopetrol, luego de tener nosotros algún tiempo prudencial para que pudiesen trasladarse en su momento, ellos se comprometen con el distrito de Santa Marta, de invertir por ejemplo en algo muy puntual, como es el problema de desabastecimiento agua potable en la ciudad, al parecer y con toda seguridad va a ser así, van a invertir recursos importantes”.

En este sentido el concejal asegura que hablando de la responsabilidad social empresarial, que deben tener esas empresas, “como lo dijimos en el Concejo, esa comuna que integra el sector donde hoy está ubicado la operatividad de Ecopetrol, se van a ver beneficiados de muchos proyectos que también relacionaron en su momento, además de las inversiones que han venido haciendo en años anteriores, que a nuestro parecer lo dijimos que nos parecía ínfimo en su momento y que se requería que la ciudad tuviese mayor inversión por parte de esta empresa, en razón de que de una u otra forma el desarrollo en ese sector podría darse de mejor forma, para que el distrito rentara con mayor proporción, con proyectos inmobiliarios, por ende, se mantuvo no tener ningún trasladado en  tiempo para que la empresa pueda tener la certeza de invertir y también la certeza de que se va a mantener en estos tiempos de que dure el Plan de Ordenamiento Territorial”.

Asimismo, dentro de las consideraciones presentadas en el POT, fue aprobado el referente a los servicios de Telecomunicaciones para darle a Santa Marta un enfoque de ciudad inteligente, con el propósito de fortalecer las necesidades actuales y futuras de información, asimismo temas de salud, transporte educación y seguridad, es decir, aspectos fundamentales para el desarrollo de la ciudad.

Con relación a algunos bares y tabernas que tenían una clausula en el POT donde automáticamente tendrían que salir en un tiempo de un año, el concejal Linero, explicó que se establecieron regímenes de transición para que aquellas empresas y tabernas que tuviesen la seguridad jurídica, es decir, que tuviesen permisos del uso de suelo, se mantendrán y se aplicará las disposiciones del nuevo ‘POT 500 años’, para el caso de las nuevas empresas que se vayan a establecer en la ciudad, “de igual forma, se hizo no solamente con las tabernas, se hizo con las clínicas que también había una disposición de entrar a su traslado, algunas que no estuviesen en los lugares establecidos por parte de la Administración, además, extendimos ese campo de acción que no solamente fuera como estuviese, sino que también por el barrio La Paz y todo ese sector, antes de llegar al aeropuerto, pudiese darse la oportunidad de entrar a construirse clínicas en el distrito de Santa Marta”.

De este modo, es factible mencionar que, este Plan propone un nuevo modelo de ordenamiento territorial para optimizar las estructuras que soportan el territorio y con el cual, se busca aportar soluciones para la ciudad, que vayan de la mano con sus actuales necesidades.

 “En el tema de peticiones que hicieron algunos abogados con relación a la Línea Negra, hay que hacerle una consulta previa, que todos los proyectos que la administración vaya a ejecutar, efectivamente se hace necesario cumplir con las disposiciones, esto con el propósito de garantizarle a estos pueblos indígenas las consultas previas que la ley determina”.

Por otra parte, el concejal Jaime Linero Ladino destacó el aporte de agremiaciones como Camacol, la Sociedad Colombiana de Arquitectos, Fenalco y Cámara de Comercio, entre otras.

 “Se tuvo en cuenta todo y cada una de las concertaciones que se hizo con el gremio de Camacol, quienes manifestaban en el Concejo que no había sido concertado, logrando nosotros que se concertara, los cuales se elevó al proyecto de acuerdo y estuvieron totalmente satisfechos”.

En cuanto al tema de cárcel Rodrigo de Bastidas, si se le determina un término, “porque un concejal que manifestó claramente que había una sentencia a través de una acción popular, donde la cárcel debe retirarse del lugar donde está y hoy ese fallo ha sido un saludo a la bandera, las autoridades han burlado un fallo judicial”.

Y, en ese orden de ideas, también se tuvo en cuenta algunas disposiciones por parte de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, para ello, se establecieron como artículos nuevos los comités de planes parciales, se establecieron de igual forma y se eliminaron algunas cargas urbanísticas por petición también de Camacol, en algunos sectores de desarrollo.

Las modificaciones de este Plan de Ordenamiento Territorial, para ser aprobado, según los expuesto por el concejal Jaime Linero, tuvieron un objetivo el cual fue mejorarlo, estructurarlo de mejor forma.

CONTRUCCIÓN POT 500 AÑOS  

Desde hace 20 años no se ha estudiado un documento de este tipo y valor y le correspondió al actual Concejo explorar con inteligencia, dedicación, profesionalismo y entereza los libros entregados.

Este documento se comenzó a construir en el gobierno del entonces alcalde y hoy gobernador, Carlos Caicedo (2012 – 2015), el cual trazó en el ‘Plan Santa Marta 500 Años’ una hoja de ruta con proyectos de ciudad a largo plazo, para ser gestionado de cara al quinto centenario de la fundación de la ciudad, que se convirtieron en la génesis de gran parte de los proyectos estratégicos contenidos en el proyecto de acuerdo. En esa misma administración se gestionaron los recursos para iniciar los estudios de diagnóstico y formulación para la revisión del POT, así como la modelación del escenario de crecimiento y la socialización con gremios de la ciudad. El documento fue radicado en su momento ante Corpamag para la concertación ambiental y es la base de los documentos subsiguientes.

De igual manera, durante el gobierno de Rafael Martínez (2016 – 2019) se dio continuidad al proceso de construcción del POT. Fruto de su gestión se priorizó a Santa Marta dentro de los municipios beneficiados del programa ‘POT Modernos del Departamento Nacional de 0Planeación’ – DNP, iniciativa que brindó acompañamiento a la ciudad en el proceso de formulación. En este periodo se incorporaron una serie de estudios al documento que enriquecieron técnicamente la formulación del POT. El instrumento fue sometido a consideración de Corpamag, proceso que tomó un año hasta octubre de 2019, cuando fue suscrita el acta de concertación con esa corporación.

Posteriormente fue concertado con el Consejo Territorial de Planeación, CTP,  a finales del año anterior, cumpliendo todos los requisitos que la ley exige para que fuera presentado ante el Concejo Distrital.

También podría gustarte