Iglesias abrieron las puertas a los feligreses en Santa Marta

214

Dentro de las medidas se les exige a los párrocos de cada iglesia que se garantice que todos los asistentes estén sentados, con distanciamiento físico de 2 metros.  

La reactivación en Santa Marta va avanzando de manera progresiva, diferentes sectores económicos y sociales ya están reabriendo y la ciudadanía se está adaptando a esta nueva normalidad marcada por la pandemia.

Las iglesias, por ejemplo, comenzaron a retomar las actividades religiosas desde este lunes, con estrictos protocolos de bioseguridad. En el distrito existen 42 templos que ya tienen el aval para recibir a los feligreses, eso sí, cumpliendo con las medidas de bioseguridad.

Dentro de las medidas se les exige a los párrocos de cada iglesia que se garantice que todos los asistentes estén sentados, con distanciamiento físico de 2 metros, sillas ubicadas en zigzag, que se les tome la temperatura a los feligreses al ingreso, entre otras estrategias.

Además, los responsables del lugar de culto deben informar previamente sobre los horarios y formas de participar en los servicios religiosos y actos litúrgicos.

En el mismo sentido, todo el personal que apoye la celebración, debe estar capacitado en las medidas generales de bioseguridad y sobre la identificación de signos y síntomas del covid-19. Para esto se invita a tomar la temperatura al ingreso, prohibir la entrada a personas con fiebre, desinfectar todas las instalaciones, garantizar el distanciamiento de dos metros antes de ingresar al recinto y no permitir el ingreso de niños, niñas y adolescentes.

FELIGRESES FELICES   

Los más felices por la reapertura de los templos e iglesias son los feligreses que añoraban por volver a tener comunión con Dios. “Estamos felices por la buena noticia, ya era hora de ir a la iglesia y de tener comunión con Dios, esperamos asistir y que entre todos nos cuidemos para no tener que volver a recibir la bendición desde la casa por medio de un celular”, expresó Josefa Pérez, feligrés de la iglesia San Jerónimo de Mamatoco.

De igual forma piensa Camila Parodi, quien asiste a la iglesia Santa Ana, “Ya era hora, siempre es importante asistir a la iglesia, en este tiempo de pandemia, tener comunión con Dios es primordial para el bienestar, estoy muy feliz”.

También podría gustarte