#ENVIDEO: Damnificados de cerro ‘Ancón’ temen ser olvidados

249

A dos semanas de cumplirse de la tragedia que dejó a más de 120 personas damnificadas, una persona fallecida y más de 20 viviendas completamente destruidas, los habitantes del sector de San Martín aún continúan resintiendo de las afectaciones que este lamentable hecho causó.

Para Ingrid Conrado Castro, afectada de la tragedia que tuvo lugar el pasado 13 de septiembre, la situación ha sido difícil de superar, principalmente, porque además de ser evacuada junto a su esposo e hijos de su vivienda por prevención, la casa de su madre y en la cual vivió gran parte de su infancia, fue completamente destruida por la avalancha de piedras y tierra que sufrió el cerro Ancón.

“Nosotros no esperábamos que las piedras cayeran de esa manera y destruyeran las casas, estábamos acostumbrados a que los animalitos pasaran y las piedrecillas cayeran, pero esto que pasó fue un momento muy difícil y de angustia, porque ver que en un instante se pierda todo por lo que luchaste durante muchos años es difícil”, manifestó con pesar Conrado Castro.

Aunque afortunadamente su vivienda solo resultó afectada con piedras en lo que sería su patio trasero, Conrado Castro junto a su familia y sus hijos fue desalojada de su casa por prevención, pues el terreno del cerro es inestable y puede venirse abajo nuevamente.

“Es algo difícil, porque no quiero irme de aquí, fue donde crecí, quise darles a mis hijos para que crecieran aquí, es algo que no tengo ni palabras, es difícil comenzar de cero, mudarnos a otro lado, no sabemos qué clase de vecinos nos va a tocar”, dio a conocer la afectada.

DURMIENDO EN LA INTEMPERIE

Son once días que han tenido que dormir a la intemperie y a un lado de la Vía Alterna al Puerto en compañía de su esposo Jairo Acosta, pues fue ayer hace dos días que pudieron acceder a las ayudas de arriendo y pago de servicios público que ofreció la Alcaldía de Santa Marta en medio de la emergencia.

“Nos sentimos devastados, hemos dormido once días en la calle, uno de mis hijos, el pequeño, se quedó conmigo dos noches solamente, porque le picó algo y no sabemos que fue, tiene toda la cara hinchada, la mayor llora que no se quiere ir y por más que uno le explica que pueden seguir cayendo piedras, no lo entiende y es difícil”, narró la señora Ingrid Conrado Castro.

ESPERAN NO SER OLVIDADOS

Uno de los mayores temores que hoy adolecen a los afectados de la emergencia en San Martín, es ser olvidados, quedar en la calle y sin el apoyo prometido.

“Tenemos miedo de no saber si es de verdad que nos van a reubicar, más de uno no tiene cómo pagar el arriendo después de pasados los tres meses, quedamos sin documentos, no tenemos cómo pagar otra casita, sí, estamos conscientes que esta es una invasión, pero aquí lo dimos todo, este era el futuro de nuestros hijos y ya se acabó”, expresó la mujer cuyo esposo e hijos quedaron sin hogar.

Asimismo, contó que si bien les dieron 1.500.000 mil pesos para el arriendo y el pago de servicios durante tres meses mientras la administración concretaba el tema de la reubicación, de no hacerlo, tanto ella como muchos de sus vecinos, se verían obligados a volver a sus viviendas por más peligroso que sea, puesto que actualmente no tienen el dinero para adquirir otra casa o pagar arriendo permanente, ni está dispuesta a dejar a sus hijos durmiendo en las calles, padeciendo del frío de la noche y la hambruna del día.

También podría gustarte