Vientos de guerra entre Armenia y Azerbaiyán 

34

Líderes mundiales piden cese de combates en Nagorno Karabaj, que dejaron decenas de muertos 

Armenia y Azerbaiyán se hallaban este domingo al borde de la guerra tras estallar violentos combates que dejaron al menos 24 muertos en la región separatista de Nagorno Karabaj, apoyada por Armenia, una escalada que suscitó llamados internacionales al cese de hostilidades.

En Rusia, que libra armas a ambos países y se erige en árbitro regional, el presidente Vladimir Putin llamó al cese de los enfrentamientos, los peores en esta zona disputada desde 2016, cuando murieron 110 personas.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, insistió igualmente a “cesar de inmediato los combates […] y a regresar cuanto antes a negociaciones significativas”.

Guterres tiene intención de reunirse con el presidente azerbaiyano, Ilham Aliev, y el primer ministro armenio, Nikol Pashinyan.

Estados Unidos reaccionó poco después y pidió a ambas partes “cesar inmediatamente las Los beligerantes se culpan mutuamente de iniciar los combates. Pashinyan acusó a su enemigo histórico de haber “declarado la guerra al pueblo armenio” atacando Nagorno Karabaj, región separatista en Azerbaiyán de mayoría armenia, sobre la que Bakú no tiene el control desde la caída de la URSS.

Aliev denunció por su parte una “agresión” armenia y prometió “vencer” a Ereván.

Los dos bandos intercambian desde por la mañana disparos de artillería, desplegaron blindados y Azerbaiyán realizó bombardeos aéreos.

Las autoridades de Karabaj reconocieron que habían perdido 17 soldados, y que más de un centenar resultaron heridos. Igualmente murieron dos civiles.

Bakú no publicó el balance de sus bajas militares, pero dio cuenta de la muerte de una familia azerí de cinco miembros.

TENSIONES REGIONALES

El ministro de Defensa de Azerbaiyán aseguró que había conquistado una media docena de pueblos bajo control armenio, unas informaciones desmentidas por Ereván. Bakú reivindicó igualmente la toma de control de una montaña estratégica.

El presidente de la república autoproclamada de Karabaj, Arayik Harutyunyan, admitió en cambio que “se perdieron posiciones”.

El ministro armenio de Defensa indicó que “unos 200 militares azeríes han muerto”. Estas afirmaciones no pudieron ser verificadas por fuentes independientes.

Un conflicto mayor entre Armenia y Azerbaiyán podría generar la intervención de potencias rivales en la región del Cáucaso, como Rusia y Turquía. Los enfrentamientos alrededor de Nagorno Karabaj alimentan las tensiones regionales desde hace 30 años.

El primer ministro armenio denunció el domingo una “injerencia” turca en el conflicto, ya que el presidente Recep Tayyip Erdogan, aliado tradicional de Azerbaiyán, renovó su apoyo a Bakú ante “la agresión” de Armenia. /AFP

También podría gustarte