Transporte de carga pide suspender cobro de peajes

38

Los transportadores de carga por carretera afiliados a Colfecar destacaron cómo los volúmenes de mercancías movilizadas, que arrancaron en enero por encima de los 10 millones de toneladas y cayeron a 6,51 millones en abril.

La recuperación económica tras los choques generados por la pandemia de la covid-19 este 2020 podría tardar entre 2 y 5,2 años, según estimaciones del grupo de investigaciones económicas de Bancolombia, que dirige Juan Pablo Espinosa.

“La historia demuestra que las recuperaciones son procesos prolongados, compuestos por múltiples fases y en los que se requiere acumular una tendencia consistente de dinamización que logre impactar de manera positiva la senda de ingreso por habitante”, se lee en un reporte de la entidad financiera.

Agrega que las reaperturas que se están implementando y que han generado unos brotes de esperanza deben ser interpretadas como los primeros pasos de un camino que hasta ahora empezamos a recorrer y que tendrá altibajos.

Bajo ese perspectiva, los transportadores de carga por carretera afiliados a Colfecar destacaron cómo los volúmenes de mercancías movilizadas, que arrancaron en enero por encima de los 10 millones de toneladas y cayeron a 6,51 millones en abril por las restricciones, volvieron a niveles de 9 millones de toneladas en julio y agosto.

No obstante, la presidente de Colfecar, Nidia Hernández, advirtió que la contracción de las actividades asociadas a transporte y almacenamiento terminará este año entre el 14,8 % y el 20,6 %, por lo que abogó por la implementación de una serie de iniciativas para apalancar la reactivación de este negocio.

Las propuestas

Teniendo en cuenta que el combustible (40,20 %) y los peajes (11,82 %) representan el 52,02 % del total de la llamada canasta de costos del transporte de carga, Hernández planteó una nueva reducción del precio del combustible o por lo menos que no vuelva a subir mientras dure la pandemia.

Igualmente, solicitó otra suspensión del cobro de los peajes para el último trimestre del año, similar a la aplicada entre el 26 de marzo y el 31 de mayo, enfatizando en que este beneficio sea exclusivo para los dueños de los vehículos y no para otros actores de la cadena logística.

La dirigente urgió la implementación de los peajes electrónicos, pues el modelo actual sigue generando cuellos de botella en la movilidad e impactando negativamente la productividad del transporte de carga por carretera.

En este aspecto, la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, aseguró que el Gobierno espera las conclusiones de una consultoría para lograr la interoperabilidad de los concesionarios de peajes para establecer los estándares que se deberán aplicar, lo que ocurriría a mediados de 2021.

Otro cuello de botella, según Colfecar, es el cumplimiento que los transportadores deben observar de las medidas nacionales y locales que se adoptaron por la pandemia, y que implicaron restricciones que afectaron los despachos y las entregas de las mercancías, ocasionando sobrecostos.

Hernández, quien la semana anterior encabezó el congreso anual virtual del gremio, solicitó que ante el retorno de medidas restrictivas como el pico y placa se mantenga la libre circulación de los vehículos de carga durante los fines de semana y festivos por lo que resta de 2020 y para todo el 2021, lo que impulsaría la recuperación del sector.

/Colprensa.

También podría gustarte