‘Mi marido tiene familia’ llega a la pantalla chica

60

Mi marido tiene familia es una telenovela mexicana producida por Juan Osorio para Televisa, basada en la telenovela surcoreana My husband got a family de Park Ji-eun y adaptada para Latinoamérica por el colombiano Héctor Forero y Pablo Ferrer García – Travesí.

La telenovela está protagonizada por Zuria Vega y el colombiano Daniel Arenas y junto a ellos, un elenco de primera entre los que se destacan Diana Bracho, Rafael Inclán y Silvia Pinal.

La trama involucra a Julieta, una joven profesional e independiente, que creía haber encontrado al hombre perfecto en Robert, un médico exitoso, quien a los cuatro años se extravió y terminó siendo adoptado por una familia colombo-americana con la que tiene una relación muy lejana, debido a que ellos viven en Estados Unidos.

 Julieta no deseaba convivir con una familia política y mucho menos con una suegra. Por años vio cómo su madre tuvo que soportar una pésima relación con su suegra y sus cuñadas, y sumado a esto, ha escuchado historias aterradoras de sus amigas sobre lo difícil que es entablar una relación con las familias de sus esposos.

 Por otra parte, la vida de Robert no fue nada fácil. Vivió durante un tiempo en un orfanato creyendo que fue abandonado. Después, fue adoptado y se lo llevaron a Nueva York en donde se crió con todas las comodidades, bajo el nombre de Robert, pero carente de cariño, ya que su madre adoptiva, de nacionalidad americana, era una mujer fría, concentrada en sus labores y en atender a sus otros hijos.

 Para Julieta, tener a este hombre y, que sea solo suyo, es el sueño más grande de su vida, por eso, se dedica a cuidarlo y a darle lo mejor.

Él, por su parte, siente que Julieta es la recompensa que la vida le tenía por tantos años de soledad que padeció. Ambos acuerdan no tener hijos, viven en una hermosa casa y se dedican el uno al otro. Pero todo cambia cuando el destino lleva a esa pareja de novios a vivir junto a una familia numerosa, de clase media y muy peculiar: Los Córcega. Ellos terminan siendo la verdadera familia de su futuro esposo y, además, se enterarán de que su verdadero nombre es Juan Pablo.

 Julieta lo único que sabe es que lo ama, tanto así que planeaban casarse pronto, pero el rechazo de su suegra, las personalidades difíciles de sus cuñadas, y todos los problemas de esa familia, amenazan la relación.

 Juan Pablo se encontrará entre dos polos opuestos y poderosos: su madre y su esposa. Tendrá que aprender a convivir con su nueva familia, pero sin descuidar su noviazgo y su futuro matrimonio.

Él llegará a la familia Córcega para dar equilibrio, resolver problemas, devolver la alegría que habían perdido y enseñarles importantes lecciones de vida.

Será el amor el que le dé la fuerza necesaria a Julieta para mantenerse junto a él, casarse y al mismo tiempo, compartir con toda la familia las más divertidas, extrañas e inesperadas situaciones.

También podría gustarte