Indígenas ocupan importante estación petrolera en Amazonía peruana

44

Unos 150 indígenas armados con lanzas ocuparon este miércoles una importante estación petrolera en la Amazonía peruana para exigir al gobierno atención sanitaria en el marco de la pandemia del coronavirus, informó la empresa estatal Petroperú.

“Alrededor de 150 personas han ingresado de manera ilegal a las instalaciones de la Estación 5 del Oleoducto Norperuano (ONP), donde permanecen como parte de su medida de fuerza”, indicó Petroperú en un comunicado.

La empresa señaló que por precaución evacuó a los empleados de la estación, sin precisar su número. La planta se encuentra en la región amazónica de Loreto, unos 1.000 km al noreste de Lima.

La empresa alertó “sobre los graves peligros a los que se vienen exponiendo los manifestantes, quienes se encuentran apostados dentro de una instalación industrial de alto riesgo”.

Explicó que los ocupantes permanecen “muy cerca de los tanques petroleros, donde están prohibidas las actividades que generan fuentes de ignición, tales como el uso de celulares, manipulación de materiales”.

Petroperú solicitó a las autoridades que consigan el desalojo de la estación y resguardar la infraestructura de este oleoducto que transporta crudo desde la Amazonía al Pacífico.

Miembros de comunidades de indígenas chapra, kandoshi, kichwa, shawi, achuar, awajun y wampis llegaron en la madrugada a la estación petrolera.

Ellos exigen que el total de los ingresos generados por la actividad petrolera en la zona del Datem del Marañón se destine a gasto social para las comunidades nativas, así como la construcción de un hospital intercultural.

“Solo hay actas de compromiso, durante la pandemia hemos sido los últimos en ser atendidos”, dijo el dirigente nativo Rosemary Pioc a la prensa.

Las ocupaciones y atentados a las instalaciones petroleras en la selva peruana han sido frecuentes en los últimos años.

El 9 de agosto, tres indígenas murieron en choques contra la policía en una protesta contra la contaminación y la gestión de la pandemia ante un campamento de una petrolera canadiense PetroTal, también en la región de Loreto.

El Oleoducto Norperuano es una de las obras de mayor envergadura del país. Fue construido hace cuatro décadas y transporta el crudo desde la Amazonía hasta Piura, en la costa, extendiéndose por unos 800 km.

Desde hace dos años más de 120 comunidades indígenas exigen al gobierno que les consulte antes de firmar contratos de explotación de hidrocarburos en la Amazonía para evitar derrames de petróleo.

A comienzos del 2019, la Estación 5 de Petroperú, en la que hay tres turbinas que bombean petróleo, permaneció ocupada durante varias semanas por miembros de las comunidades.

Lima, Perú | AFP |

También podría gustarte