Solicitan base militar en el Puente Pumarejo para evitar ola de robos

481

Por 
JUAN MANUEL
CANTILLO ARRIETA 

De manera paulatina, pero acelerada, los vándalos y delincuentes vienen desvalijando el puente más largo de Latinoamérica, y recientemente inaugurado en Colombia: El Puente Pumarejo. 

Pero además del atentado que se viene perpetrando contra su infraestructura, también los delincuentes están haciendo de las suyas, atracando y robando a personas, en su mayoría turistas que visitan el lugar

El veedor Wilson Mancilla, considera que la Alcaldía de Barranquilla y las gobernaciones de Atlántico Magdalena deben unir esfuerzos para la prestación de una mejor vigilancia en el nuevo Puente Pumarejo, toda vez que viene siendo objeto de actos vandálicos que lo están llevando al deterioro prematuramente.

Anotó que, de continuar los actos vandálicos por parte de algunas personas, la vida útil del nuevo puente será de unos 20 años y no de 60 como se dijo al momento de su inauguración. “Es lamentable que una infraestructura de gran magnitud sea atacada por vándalos y no se justifica que nadie se preocupe por hacer algo al respecto antes de que sea tarde”.

Mancilla denunció que al nuevo puente le han quitado varias luminarias, le han roto algunos registros donde van los cables, también han roto parte del cemento para sacar las varillas de hierro las pancartas de señalización vial.

 “No se justifica que una obra de más de tres kilómetros y con una inversión superior a los 800 mil millones de pesos venga siendo destruida por vándalos, por personas dueñas de lo ajeno que han hurtado algunos elementos del puente como es el caso de las luminarias. Esto preocupa sobremanera porque ha generado inseguridad en el puente, particularmente en las horas de la noche, porque ha quedado en completa penumbra y es por eso que hacemos el llamado para que las alcaldías de Barranquilla y Sitio Nuevo, y las gobernaciones del Magdalena y Atlántico aúnan esfuerzos para que se busque una solución pronta para la iluminación del puente”, manifestó Mancilla.

Sostuvo que además del hurto de los elementos, “en algunos sectores de la obra se observan unos elementos oxidados. En toda su infraestructura, en un 70 por ciento, aproximadamente, se notan elementos oxidados. Eso nos preocupa, porque deja entrever que no se le ha hecho el mantenimiento correspondiente ni por parte de Invías ni por parte de alguna entidad que le corresponda esta situación”.

Anotó que ante lo observado ya se comunicó con Carlos Enciso, subdirector nacional de Invías, “y le hemos notificado esta problemática. Y lo que nos ha dicho es que va a notificar acciones con la Alcaldía de Barranquilla y las gobernaciones de Atlántico y Magdalena para solucionar esta situación”.

Para el veedor Mancilla, “la única solución que vemos para solucionar este problema es que se construya una base militar, como la tuvo el puente anterior, que con esa estrategia se subsanó el problema y se evitaron los desmanes, robos a la infraestructura y el robo a largo y ancho de todo el recorrido del viejo puente Pumarejo”.

 “La Cámara Colombiana de Infraestructura, conjuntamente con el Distrito y el Departamento deben asumir la responsabilidad. Ya ellos tuvieron una reunión la semana anterior donde trataron todos los temas antes expuestos y buscar de manera pronta la solución al problema, pero reiteramos que la solución debe ser la instalación de una base militar con operación las 24 horas y en operativos conjuntos con la Policía Nacional”, terminó diciendo Wilson Mancilla.

Por su parte, Juan Esteban Romero, director operativo de Invía, dijo que ya se han reunido con todas entidades y administraciones que tienen que ver con el mantenimiento del Puente Pumarejo. “De parte de la Policía Nacional se ha establecido el compromiso de mantener la vigilancia las 24 horas; en la implementación de un CAI móvil en las zonas aledañas al puente; igualmente de la ubicación de vigías por parte de la Secretaría del Espacio Público y Control Urbano de Barranquilla y el acompañamiento de parte de la Fiscalía General de la Nación para los procesos de judicialización de las personas que sean capturadas realizando cualquier daño a la infraestructura”./Colprensa

 

También podría gustarte