Fue arrollado por carro, no aguantó los golpes y murió

1.385

El accidente se produjo alrededor de las 7:30 de la noche, cuando la víctima, al parecer atravesó la vía sin la debida precaución y el vehículo particular no alcanzó a frenar, y se lo llevó por delante.

Pasar la calle sin mirar, como informaron las autoridades y testigos en su versión preliminar, le costó la vida al obrero Ever Manuel Orellano Charris, de 30 años, quien fue arrollado la noche del jueves en la Troncal del Caribe, a la altura del puente de La Lucha y perdió su batalla contra la muerte a causa de las graves heridas y golpes en el cuerpo.

La víctima, oriunda del municipio de Aracataca, Magdalena, que dejó  a su mujer y sus tres hijos con quienes residía en el sector de La Paz, al parecer atravesó la vía sin la debida precaución y el vehículo particular no alcanzó a frenar, y se lo llevó por delante.

De acuerdo a la información entregada por testigos, el incidente vial tuvo lugar en la mencionada vía, cuando el obrero había intentado cruzar en medio de la oscuridad del puente en sentido Gaira que conduce a El Parque, momento en que el vehículo Chevrolet Spark de color blanco, que se movilizaba presuntamente a alta velocidad, no alcanzó a frenar y lo arrolló violentamente.

Se conoció que, presuntamente el conductor del vehículo, al parecer, intentó sobrepasar a un tractocamión pero al notar la presencia de otro se salió de la vía, atropellando a Ever Orellano, quien se desplazaba por la zona, ocasionándole un trauma severo en la cabeza, una de sus costillas les perforó uno de sus pulmones y terminó con la pierna fracturada.

Orellano Charris, había quedado tendido en el asfalto, de donde fue auxiliado por varias personas que dieron aviso a una ambulancia de paramédicos de la Red de Urgencias de la Costa, quienes lo remitieron hasta la sala de urgencias de la clínica Bahía, en donde permanecía recibiendo atención médica de los galenos en turno, hasta el mediodía de ayer, luego que oficializaron su deceso a causa de un paro cardiorrespiratorio que le sobrevino por la complejidad de las heridas y golpes que sufrió.

Por su parte, personal de criminalística adscrito a la seccional de Tránsito y Transporte de la Policía Metropolitana fueron los encargados de realizar los actos urgentes y el levantamiento del cadáver, que fue llevado hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta capital para la necropsia de rigor, antes de ser regresado a sus familiares que llegaron para adelantar los trámites de reclamo del cuerpo.

Al lugar del siniestro llegaron investigadores que realizaron el croquis correspondiente para establecer las verdaderas causas de lo que sucedió y determinar la responsabilidad de los implicados en el caso.

También podría gustarte