Vuelven los retenes policiales a Madrid

44

Unas 4,5 millones de personas se verán afectadas por el cierre forzado que se inició el viernes, cuando la región lucha contra una infección con un promedio de 730 casos por 100.000 personas, comparado con 300 por 100.000 en el resto del país, el más alto promedio en la Unión Europea. 

“No ha cambiado nada. Es igual que ayer y anteayer, como cualquier otro día del barrio”, dice Martinio Sánchez en una concurrida calle de Madrid, ciudad parcialmente cerrada para disminuir el contagio del virus.

“Esto lo tenían que haber hecho en el mes de agosto, pues a lo mejor no habíamos llegado a donde hemos llegado”, afirma este hombre de 70 años, mientras camina con su perro en Ciudad Lineal, un suburbio del este de Madrid.

Unas 4,5 millones de personas se verán afectadas por el cierre forzado que se inició desde las 22H00 locales (20H00 GMT) el viernes, cuando la región lucha contra una infección con un promedio de 730 casos por 100.000 personas, comparado con 300 por 100.000 en el resto del país, el más alto promedio en la Unión Europea.

En los próximos 14 días, residentes de la capital y nueve ciudades cercanas, no podrán salir de los límites de sus localidades, salvo por trabajo, ir a la escuela o por razones médicas.

Pero no están confinados en sus casas y pueden circular libremente en sus localidades o barrios.

Horas después de que se empezó a aplicar la medida, se podía ver a policías con mascarillas instalando retenes temporales y deteniendo vehículos durante 20 minutos antes de trasladarse a otro lugar, afirmó un corresponsal de la AFP.

Pero en la ciudad poco parece haber cambiado y la vida normal sigue su curso en esta soleada mañana de octubre con un fuerte frío otoñal.

“Está todo abierto, policías no se ve ninguno. Podemos movernos por Madrid pero salir a los pueblos, por ejemplo, para la sierra, para todo esto, no se puede salir”, dice Feliza Sánchez, de 78 años.

 

También podría gustarte