Murió el exjuez Napoleón Barraza

6.340

Napoleón Barraza Lozano exjuez de Ejecución de Penas y Medidas de Santa Marta, condenado recientemente a 18 años de cárcel por haber usado su cargo para favorecer a un abogado en una defraudación al antiguo Instituto de los Seguros Sociales, ICSS, falleció en las últimas horas en una clínica de la ciudad donde llevaba varios días de estar internado. 

De acuerdo con informaciones suministrada por su esposa Carmen Pérez, hace tiempo venía padeciendo de problema en los riñones por lo que debía realizarse diálisis, pero ese derecho le fue negado inicialmente por un juzgado de la ciudad y cuando apeló y consiguió la atención a su problema, el Tribunal se lo volvió a negar.

De 63 años de edad, Barraza Lozano, natural del corregimiento de Rosario de Chengue,  era conocido en Santa Marta, además de sus excentricidades, porque llegaba a su despacho en bicicleta, con sombrero, albarcas tres puntá y mochila terciada, por su espíritu de colaboración, parte de su sueldo lo destinaba en la compra de alimentos que posteriormente repartía entre personas pobres que llegaban hasta su casa.

Sin embargo, a pesar de su rectitud, la cual resaltaba cada vez que hablaba en público, tras investigaciones de la Fiscalía General de la Nación, se le descubrió su responsabilidad en el ocultamiento de procesos, para favorecer al abogado que defraudó por varios millones al Seguro Social.

Se le sindica de la comisión de los delitos de prevaricato por acción y omisión, falsedad ideológica y destrucción, supresión u ocultamiento de documentos públicos, que fueron decisivos para su condena de 18 años de cárcel.

Su esposa con la que tuvo dos hijos de 11 y 14 años, dijo que desde que se oficializó la condena, su estado de salud comenzó a pauperizarse y como resultado de eso, le sobrevino problemas de arritmia, que obligaron su traslado hasta la Clínica Avidanti, donde hoy a las 4:00 de la tarde en medio del dolor de su familia y los médicos que lo atendían murió.

Luego de su retiro del cargo, vivió quizás su peor pesadilla al verse inmerso en un  problema de ocultamiento de documentos donde se favoreció a un abogado para defraudar al Seguro Social en esa parte del país.

EL EXPEDIENTE

La Sala Penal del Tribunal Superior de Santa Marta, en un fallo del mes de septiembre, encontró que Barraza Lozano, quien fue exjuez de ejecución de penas y medidas de seguridad de la ciudad, fue responsable de los delitos de prevaricato por acción y omisión, falsedad ideológica y destrucción, supresión u ocultamiento de documento público.

Un fiscal de la Dirección Especializada contra la Corrupción demostró el ilícito proceder del condenado quien, siendo juez, omitió cumplir su deber funcional de hacer efectiva una condena de prisión en establecimiento carcelario impuesta al abogado Hugo Quintero Cervantes, señalado de defraudar al Instituto de Seguros Sociales (ISS) del Magdalena.

Quintero es responsable del delito de peculado por apropiación, por afectar de manera grave las finanzas de la entidad prestadora de salud, y su caso llegó al despacho de Napoleón Jesús Barraza desde el 28 de noviembre de 2011, quien evadió su deber de hacer efectiva tal medida.

Este proceso tuvo connotaciones de escándalo por cuanto se perdieron unos oficios que el propio exjuez Napoleón Barraza argumentó en su momento que le tendieron una trampa, apreciación que no le resultó creíble para su juzgador.

El día 22 de enero de 2014, funcionarios de la Unidad de Investigaciones contra Funcionarios de la Rama Judicial, llegaron desde la capital de la República con el fin de proceder a la captura del juez, a quienes le señalaban de haber cometido los delitos de prevaricato por acción y omisión, falsedad en documento público y destrucción, supresión y ocultamiento de documento público.

También podría gustarte