Miami Heat no se rinde y recorta ventaja

36

 Con muchas imprecisiones en ataque, los Lakers registraron 10 pérdidas de balón solo en el primer parcial, la cifra más alta en unas Finales desde 1997.  

A los hombros de un heroico Jimmy Butler, autor de un monumental triple-doble con 40 puntos, los Miami Heat derrotaron a Los Angeles Lakers por 115 a 104 y recortaron a 2-1 su desventaja en las Finales de la NBA.

Los Heat volvieron a tener las cruciales bajas por lesión de dos de sus figuras, Goran Dragic y Bam Adebayo, pero Butler lideró la resistencia frente a los favoritos Lakers con el mejor partido de su carrera, en el que firmó 40 puntos, 11 rebotes, 13 asistencias, 2 robos y 2 tapones.

El escolta, que disputa la primera final de su carrera en su primer año en Miami, es el tercer jugador de la historia en conseguir un triple-doble con más de 40 puntos en unas Finales, tras LeBron James (2015) y Jerry West (1969).

La actuación de Butler, apoyado por el novato Tyler Herro y el pívot suplente Kelly Olynyk, ambos con 17 puntos, consiguió neutralizar a la pareja de superestrellas de los Lakers, LeBron James y Anthony Davis, que había impuesto su ley en los dos primeros partidos.

LeBron terminó con 25 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias y Davis, que sufrió problemas de faltas personales, acabó con unos discretos 15 puntos y 5 rebotes.

Los Heat llegaron sorprendentemente a las Finales doblegando a favoritos como los Bucks de Giannis Antetokounmpo, pero en el primer partido ante los Lakers sufrieron un gran golpe anímico con una clara derrota y las lesiones de Dragic, por un desgarro en la fascia plantar izquierda, y Adebayo, con una distensión de cuello, de quienes se desconoce si estarán listos para hoy.

/ AFP 

 

 

También podría gustarte