ARL del Senado no está de acuerdo con sesiones presenciales 

50

La ARL Positiva, dio su negativa a que el Senado sesione de manera presencial. Si bien describe cómo ocupar los diferentes espacios, alerta del riesgo de contagio de covid-19 por falta de ventilación natural en la sede del Legislativo. 

Este documento fechado de septiembre de 2020 concluye que no se deberían realizar sesiones presenciales en el Capitolio. Cita que por las deficiencias en la ventilación natural y los espacios, no es posible mantener las medidas de bioseguridad

“No realizar sesiones presenciales en recintos de sesiones de Senado ni recintos de las comisiones para plenarias y reuniones, en razón a que la carga ocupacional de las instalaciones seria alta y los espacios bajo las condiciones de cumplimiento de protocolos por la emergencia sanitaria por Covid-19, no son suficientes para mantener el distanciamiento de por lo menos dos metros para todos los ocupantes, también se debe agregar que ambas instalaciones tienen deficiencias de ventilación natural, esta situación expondría a Senadores, servidores públicos, contratistas, invitados, visitantes y público en general en un nivel alto de contagio por el virus debido a la alta transmisibilidad del mismo”, dice el estudio.

Este mismo documento evidencia que la separación entre las sillas de los parlamentarios es de apenas 78 centímetros, lo que no permite que haya distanciamiento físico suficiente.

Pese a recomendar que estas sesiones no se llevan a cabo desde la presencialidad, el documento hace algunas sugerencias de cómo podría ser la distribución de los ocupantes del espacio.

El informe sugiere que para poder trabajar en este espacio con todas las medidas de bioseguridad debe haber máximo 32 personas en los puestos de trabajo y 7 personas en servicios generales.

Esta es la distribución sugerida por los analistas:

Con respecto a las salas de las comisiones, el informe técnico resalta que las instalaciones son más pequeñas aunque cuentan con mejor ventilación natural, sin embargo los muebles están muy cerca, lo que dificulta la posición de las personas. Recomienda que haya entre 17 y 27 personas. Hay que tener en cuenta que dependiendo de la comisión puede haber entre 46 y 78 personas habitualmente en estos recintos.

Pese a que el Senado conocía este concepto decidió iniciar sesiones bajo la modalidad mixtas desde el 13 de octubre.

CONCLUSIONES  

La ARL Positiva concluye que no es recomendable hacer sesiones presenciales en los recintos ni del Senado, ni de las Comisiones, ni reuniones por la carga ocupacional.

La recomendación es que los funcionarios mantengan las sesiones desde la virtualidad para evitar que personas con enfermedades preexistentes y riesgos puedan contagiarse en los recintos.

De igual manera, la ARL hace una serie de recomendaciones:

Prohibir de forma inmediata la elaboración y/o preparación de alimentos en zonas de cocineta de las comisiones, no destinadas formalmente para este fin y que no tienen control sanitario y no consumir alimentos en ningunos de los recintos.

 Prohibir el ingreso de visitantes, ya que esto incrementaría la carga ocupacional del edificio.

 Prohibir o restringir el uso del sótano, por la no circulación adecuada de ventilación natural.

 Restringir el uso de los ascensores sola y exclusivamente, para personas en condición de discapacidad.

CON AUMENTO DEL NÚMERO DE SENADORES

Con controversia arrancó la aprobación de la reforma política en la Comisión Primera de la Cámara, el aumento de número de senadores del país. Esta por ser una reforma a la Constitución Política, cumplió con el primero de sus ocho debates.

En concreto la propuesta, presentada por el representante David Pulido, plantea que en regiones como la suya, el Guaviare, sólo se tienen dos representantes por lo que se hace necesario elegir un escaño para el Senado de la República, esto porque no tienen representación en esa corporación ante la dificultad de alcanzar los votos suficientes para ganar una curul.

El Centro Democrático de inmediato se opuso a ese artículo porque se pasaría de 108 senadores actuales a 120, es decir se incrementaría en 12 más ese corporación.

El ponente de la reforma constitucional, representante a la Cámara por Cambio Radical, José Daniel López, indicó que pese aunque sean más senadores el impacto fiscal de los mismos no será significativo para el erario. Además recordó que cinco de las actuales curules dejarán de existir en 2026, cuando ya las Farc no tendrán representación directa en el Senado.

Aunque ese fue el artículo que suscitó la polémica, se aprobaron otras normas como la paridad de género en la conformación de las listas para todas las corporaciones públicas. Un tema más de las listas es lo referente a las listas cerradas.

También se dio aval a que la financiación de las campañas sea directamente con recursos del Estado, lo que es una vieja aspiración en todas las reformas políticas.

La Comisión Primera en otro acto legislativo aprobó que el periodo de vacaciones de los congresistas será recortado en dos meses, esto permitirá que haya más trabajo legislativo en el año. Los dos actos legislativos pasan ahora a la plenaria de la Cámara de Representantes para su segundo debate. Las dos enmiendas deberán ser avaladas también en el Senado antes de terminar las sesiones ordinarias el 16 de diciembre./Colprensa.

 

También podría gustarte