Johana Bahamón en el pozón: “interno queda en las mejores manos”

73

Son, concretamente, 690 pequeños de Isla de León, pero también de sectores aledaños como Los Lagos, 14 de Febrero y Los Ángeles los que se beneficiarán.

Si Interno fuese una persona, podríamos decir que murió, pero también que su corazón sigue vivo en El Pozón.

El restaurante, famoso por funcionar en la Cárcel de San Diego, tuvo que cerrar sus puertas cuando trasladaron el penal hasta la zona de conurbación de Turbaco, pero está lejos de morir: su cocina -su corazón- fue donado a la Fundación Sonrisas de León y ahora será usada para alimentar a los niños más necesitados de El Pozón.

La misma Johana Bahamón, creadora de la Fundación Acción Interna y del restaurante Interno, llegó ayer hasta El Pozón para entregar oficialmente implementos de cocina como mesas, enfriadores, estufas, etc., además de máquinas de coser y computadores que usaban las reclusas. Todo pasó a manos de Sonrisas de León, una fundación creada por Roosevelt Morales que asiste desde hace más de cuatro años a los niños del sector Isla de León, en El Pozón.

“Ha sido un día de bendición -decía ayer Roosevelt-, hemos tenido la visita de Johana Bahamón, quien hace más de quince días nos donó parte de la cocina del restaurante Interno y hoy (ayer) vino a hacer la entrega oficial, a formalizar la entrega a Sonrisas de León”.

¿Pero cómo llegó Johana Bahamón a enterarse de Sonrisas de León y a decidir donarles la cocina? Ella misma nos responde: “María Cecilia Restrepo, que colabora acá, era la administradora del restaurante Interno en Cartagena y me contó lo que hacía acá, en Sonrisas de León. Me pareció maravilloso y, apenas cerramos Interno, quise darles todos a estos niños los beneficios que tuvimos durante tres años todos los clientes del restaurante”.

Son, concretamente, 690 pequeños de Isla de León, pero también de sectores aledaños como Los Lagos, 14 de Febrero y Los Ángeles los que se beneficiarán. “Ellos reciben almuerzos los martes, jueves y sábado, ya casi vamos a completar la semana de almuerzos. También reciben educación, recreación y formación en valores”, agrega Roosevelt.

Otro que llegó ayer a El Pozón con la firme intención de sumarse a esta noble causa fue Fernando González Somoza, presidente de Tiendas D1 para toda Colombia. La cadena de supermercados donará los insumos necesarios para preparar los alimentos en Sonrisas de León y lo hará todos los meses.

“En tiendas D1 desde hace mucho tiempo tenemos un compromiso social con las áreas más desfavorecidas, en este caso, gracias a la ayuda de la Fundación Acción Interna, estamos donando los alimentos necesarios para el restaurante infantil, lo haremos de manera continua, de manera permanente e intentaremos que mejore, en la medida de nuestras posibilidades, la calidad de vida de los niños y de la situación del barrio”, dijo Fernando González Somoza desde El Pozón.

“Nos pareció maravilloso lo que hace esta fundación, entonces sé que no pudimos escoger mejores manos para dejar el restaurante Interno. Les donamos uno de nuestros programas más importantes”, decía Johana Bahamón. Para Roosevelt, lo que Interno donó fue su corazón.

/Colprensa.

También podría gustarte