Fiscalía pidió la libertad inmediata de Álvaro Uribe 

32

Luego de que el fiscal, Gabriel Jaimes, solicitó ante la Juez 30 con función de control de garantías, la libertad del exsenador Álvaro Uribe Vélez, procesado por presunta manipulación de testigos, se registró un choque entre el delegado de la Fiscalía y el exjefe del búnker Eduardo Montealegre, quien solicitó ser declarado como víctima en el proceso. 

Montealegre empezó su intervención argumentando que solicitaba que se negara la libertad al exsenador, no obstante, en el marco de su relato se refirió a Jaimes y al abogado Jaime Granados, con palabras que culminaron en un rifirrafe y llamado de atención por parte de la juez.

 “Las intervenciones del filósofo del derecho Gabriel Jaimes y del letrado Jaime Granados Peña están basadas, esas argumentaciones en falacias, sofismas, en distorsión del precedente y además incluye violaciones manifiestas de principios y valores constitucionales”, dijo el exjefe del búnker.

Ante tales señalamientos, Granados, quien defiende los intereses del exsenador Uribe, solicitó ante la juez de garantías respeto por parte de Montealegre, en el marco de la diligencia que se adelantó de manera virtual y que completó más de diez horas.

Montealegre le solicitó a la juez que “dijera qué es lo que debo suprimir de mis referencias y apreciaciones al letrado Granados y al filósofo del derecho Jaimes, para no incurrir en una conducta indebida. Le solicitó en que me diga en qué soy irrespetuoso”.

Para la juez, quien en más de una ocasión llamó la atención de los juristas, aseguró que tales afirmaciones por parte de Montealegre pueden llegar a generar malentendidos. “En una expresión lingüística, ninguna de las palabras y expresiones que usted ha utilizado puedan entenderse de alguna manera directa como peyorativas o irrespetuosas, pero sí naturalmente, en el contexto en que lo está haciendo, aludiendo a que se está refiriendo a la posición del letrado Jaime Granados y del filosofo del derecho Gabriel Jaimes, creo que pueden dar lugar a malentendidos”, dijo la juez 30.

Jaimes, por su parte, expuso que en medio de una diligencia se pueden atacar los argumentos más no a las personas que hacen parte de la misma. “Hemos escuchado muy pacientemente los argumentos, por supuesto, expresiones desmedidas y llenas de ironía que no tienen cabida en los escenarios judiciales. La justicia, esta que es la justicia real, merece respeto, no solo el suscrito, la audiencia, el país que lo está viendo, la señora juez, esta administración de justicia merece el respeto y la identidad. Ataque todo lo que quiera los argumentos, así se ejercita el derecho en las audiencias”.

Por su parte, Granados llamó la atención del exfiscal general y le hizo fuertes señalamientos respecto de la forma cómo se debe comportar en el marco de una audiencia judicial. “Como el señor fiscal he ejercido la paciencia que, como estas canas le dan a uno para llevar la intemperancia de algunas personas que no son capaces de distinguir los argumentos de otra cosa”.

Granados aseguró que no se siente irrespetado porque Montealegre le llamó letrado, por el contrario, consideró que cualquier denominación que se haga no puede ser deshonrosa sobre el trabajo que hacen los abogados, no obstante, lo que a su juicio le parece “desconvenido” no es la expresión como tal, sino la forma de expresarlo.

El penalista habló sobre su labor ejercida en las audiencias judiciales y consideró que esa experiencia es la que le hace falta a Montealegre. “La forma de conducirse en una audiencia implica un decoro, un respeto. Los argumentos todos los que quiere, toda la fortaleza y la dialéctica que enriquecen un debate, pero a las personas no se les toca, por una elemental cortesía, así le cueste trabajo abogado Montealegre, a las personas el respeto”.

Una vez superado el impase, la diligencia continuó, no obstante, con otro revés en la misma, nuevamente por parte del exfiscal Montealegre, quien trajo a colación la similitud que tiene el proceso del excombatiente de las Farc, Jesús Santrich y el del caso Uribe. El exjefe del búnker lo mencionó porque así lo hicieron las partes en el proceso.

 “En este caso el señor Álvaro Uribe Vélez fue privado de la libertad con fundamentos absolutamente legales, constitucionales de acuerdo al artículo 29 de la Constitución, luego no se puede convocar como lo hace el constitucionalista Gabriel Jaimes y como lo hace el abogado Granados Peña, comparar el proceso con el caso de Jesús Santrich, como lo estamos tratando (…) resulta que los planteamientos que está haciendo la defensa Gabriel Ramón Jaimes y Jaime Granados, defensa de Uribe, esos planteamientos lo que tienen en el trasfondo…”, resaltó Montealegre lo que generó un nuevo pronunciamiento de Jaimes.

El fiscal del caso no le reprochó a Montealegre traer a colación la similitud entre los procesos del exsenador y el excombatiente de las Farc, sino el hecho que hubiese puesto a la Fiscalía como “defensa” de Uribe Vélez.

“La expresión del doctor Montealegre en el sentido de que la Fiscalía es defensora del señor Uribe por supuesto que son irrespetuosas”, dijo Jaimes.

La juez, en un último llamado de atención, aseguró que el debate jurídico dado en el marco de la diligencia judicial está faltando al respeto no solo a las personas, sino también a las instituciones.

 “Creo que realmente se está presentando una situación que es sumamente lamentable y es que en un debate que es predicada por grandes personalidades jurídicas y profesionales del derecho de este país, se estén presentado situaciones de esta naturaleza que puedan llevar a entender que no se está predicando un respeto frente a las personas ni tampoco a las instituciones”, aseguró la juez.

También podría gustarte