El paro indígena y campesino que se inicia en el Cauca

65

No bloquearán la vía Popayán-Cali o Panamericana, la experiencia por pasadas movilizaciones de esta naturaleza genera temor entre empresarios, comerciantes y ciudadanos de la región, en especial de la Ciudad Blanca.

Los caucanos están a la expectativa por el inicio del paro indígena,  campesino y popular, donde las organizaciones sociales buscan un diálogo público con el presidente de los colombianos, Iván Duque Márquez.

Aunque los líderes sociales de la protesta dejaron claro que no adelantarán bloqueos a la vía Popayán-Cali o Panamericana, la experiencia por pasadas movilizaciones de esta naturaleza genera temor entre empresarios, comerciantes y ciudadanos de la región, en especial de la Ciudad Blanca.

Esa inquietud crece aún más tras conocerse  la orden de las autoridades nativas a sus comunidades de movilizarse hacia Caldono y exigirles un aporte en dinero como forma de apoyar el paro, bajo pena de ser multado con 200 mil pesos si no cumplen con dichas indicaciones.

También, establecieron que los coordinadores de programas educativos de sus comunidades aporten el 4 por ciento de sus salarios a la logística del paro, además de participar en los eventos a realizar en este punto, ubicado aproximadamente a diez kilómetros de la Panamericana.

A dicho lugar, también arriban organizaciones sindicales y nativas de departamentos vecinos como Tolima, Huila y Nariño, las cuales se suman al llamado a la protesta lanzado por el Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric.

“Nos preocupa mucho el cierre de la vía porque estamos en recuperación económica, luego de tocar fondo por la pandemia. El segundo trimestre del año fue fatal para el Cauca por el tema del aislamiento social, luego empezó un proceso de recuperación en los trimestres siguientes, donde hasta el desempleo bajó tres puntos y la tendencia de crecimiento fue 3.33 por ciento en todo los sectores”, indica la presidenta ejecutiva de la Cámara de Comercio del Cauca, Ana Fernanda Muñoz Otoya.

De ahí que por el momento, el tema de conversación en la región sea la minga o paro, porque para nadie es un secreto el poder de movilización de los nativos, como quedó demostrado el año pasado, donde lograron mantenerse en la Panamericana por cerca de 27 días hasta que Iván Duque llegó a Caldono.

“El presidente de Colombia está en deuda con los ‘mingueros’, porque la vez pasada vino pero se reunió a puerta cerrada, dejándolos plantados en el parque, ellos querían dialogar con él por eso esta vez vamos a obligarle a que dé la cara, no solo a nosotros, sino al país para que responda por la actual crisis social que vivimos”, indica Ferley Quintero, uno de los representantes del Cric.

Por eso, un sinnúmero de organizaciones sociales de esta región se sumaron al llamado de los nativos y empezaron a movilizarse hacia Monterilla, Caldono, donde este sábado se reúnen para adelantar un acto político en la localidad cercana de El Pital, en este mismo municipio, antes de caminar hacia Cali.

En esta ciudad tienen previsto el encuentro con el presidente de la República.  Si el mandatario no llega a esta cita, marcharán hacia Bogotá para exigir ese debate público con todas las organizaciones sociales que ya se movilizan en diferentes partes del país.

“Buscamos que este presidente, que gobierna de espaldas al país, escuche a las organizaciones sociales, que se construya una agenda nacional desde las calles, con los campesinos, indígenas, estudiantes por eso desde el suroccidente colombiano nos lanzamos a esta gran minga, y si es del caso, nos uniremos al gran paro nacional del 21 de octubre, el hecho es no quedarse encerrado mientras destrozan a Colombia”, explica por su parte Jhonatan Centeno, uno de los representantes en el Cauca de Marcha Patriótica.

Otras de las razones que expusieron los líderes de la minga, en una rueda de prensa realizada en el Parque Caldas de Popayán, está el asesinato de líderes sociales, el incumplimiento de los acuerdos de paz con las antiguas Farc, el incumplimiento de pactos alcanzados en pasadas movilizaciones y la concentración de poder por parte del presidente.

Por eso, desde ya la fuerza pública en esta zona del país está acuartelada y la orden que recibieron es impedir el taponamiento de vías, en especial las del norte del departamento, donde están ubicadas las empresas y multinacionales que surten de mercancías y servicios al país.

“El año pasado, con el bloqueo, la producción industrial en el norte del departamento cayó un 2.5 por ciento y esto afectó los cerca de 22 mil empleos directos e indirectos que generan las empresas de la zona. Además, el transporte de carga vio cómo caía un 12.7 por cuento su operatividad, es decir que se frustró la exportación de café, fique y otros productos de campesinos caucanos, todo por el largo bloqueo vial”, agregó.

Este, entonces, es el panorama que se registra en el departamento cuando inicia esta gran movilización ciudadana, la cual tendrá como escenario otra vez la Panamericana, esa vía que comunica el suroccidente con las demás regiones del país.

Violencia contra líderes y lideresas sociales

La violencia contra los líderes sociales en el Cauca es uno de los motivos que exponen las organizaciones sociales para pedir hablar con el presidente de la República, Iván Duque.

“La meta es decirle a Iván Duque, cara a cara, qué ha hecho para detener este baño de sangre. Este año, en el departamento ya son nueve masacres, con 36 víctimas mortales. Además han asesinado diez integrantes de organizaciones afiliadas a Fensuagro, cifra que hace parte de los 76 homicidios de líderes que ya se registra en esta zona del país”, denuncia un representante de dicha organización social.

Por eso 27 agrupaciones de estudiantiles, sindicales y comunitarias se unen a la minga del suroccidente, la cual tiene prevista movilizaciones en ciudades como Popayán, Santander de Quilichao y Cali, en el Valle de Cauca.

Según Hermes Pete, Consejero Mayor del Cric, más de tres mil integrantes de guardia indígena, afro y campesina, serán los responsables de la movilización pacífica que recorrerá la Panamericana hasta Cali para la cita que le plantearon a la primera autoridad de la nación.

/Colprensa.

También podría gustarte