El Vaticano beatificó a Carlo Acutis

678

El joven falleció a los 15 años en 2006 por una leucemia y cuyo cuerpo se conserva íntegro con sus jeans y zapatos deportivos, es considerado por el papa Francisco una persona brillante y creativa.

En una ceremonia solemne en Asís, centro de Italia, la Iglesia Católica beatificó este sábado al joven italiano Carlo Acutis, un genio de la informática, quien se convirtió en el primer ‘influencer’ en temas religiosos que llegó a los altares.

Acutis, quien falleció a los 15 años en 2006 por una leucemia y cuyo cuerpo se conserva aún íntegro con sus jeans y zapatos deportivos, es considerado por el papa Francisco un joven brillante y creativo, un ejemplo para las nuevas generaciones.

“Es cierto que el mundo digital puede exponerte al riesgo de retraimiento, aislamiento o placer vacío. Pero no olviden que hay jóvenes que también son creativos, y a veces brillantes, en este ambiente”, escribió el papa, dando como ejemplo a Carlo Acutis.

El portal oficial de la Santa Sede, Vatican News, describe al joven como un chico normal, guapo y popular, una suerte de payaso natural, que hacía reír a sus compañeros de clase y a los profesores.

“Todos los hombres nacen como originales, pero muchos mueren como fotocopias, ¡no dejes que eso te pase a ti!”, recomendó a su generación Acutis, el cual lograba llegar con su lenguaje joven y fresco a miles de personas en el mundo.

El flamante beato, al que le encantaba jugar al fútbol, los videojuegos, la Nutella y los helados, dedicó buena parte de su vida al catecismo virtual y a la creación de redes cibernéticas para poner en contacto a más de 10.000 parroquias.

Sus escritos online, con contenidos religiosos, inspiraron inclusive al papa argentino que en un texto instó a los jóvenes a evitar considerar a Dios como a “un disco duro”.

Nacido en Londres en 1991, Carlo Acutis murió en Monza (región de Milán) el 12 de octubre de 2006. Fue declarado ‘venerable’ el 5 de julio de 2018 y casi un año después sus restos fueron trasladados a Asís.

La Iglesia reconoció que intercedió en un milagro, la recuperación inexplicable en 2013 de un niño brasileño, lo que le abrió el camino a la beatificación, primer paso para convertirse en santo, para lo cual se necesitan dos milagros.

La ceremonia de beatificación, que tuvo que posponerse debido a la epidemia de coronavirus, fue celebrada este sábado en Asís, la ciudad de San Francisco, y fue transmitida por streaming a todo el mundo.

También podría gustarte