Nueva fase de la operación artemisa salvó 1.461 hectáreas de bosque

37

El ministro de Ambiente, Carlos Correa, destacó que la zona es clave, pues garantiza la conectividad y la funcionalidad ecológica y permite la oferta de servicios eco sistémicos en la región.

La séptima fase de la Operación Artemisa, estrategia para atacar la deforestación en el país, que adelantan las Fuerzas Militares, en compañía del Ministerio de Ambiente y la Fiscalía General, permitió la protección de 1.461 hectáreas de bosque ubicadas en la Zona de Reserva Forestal de la Amazonía, en Caquetá.
En la fase, que se llevó a cabo en las veredas La Estrella y Ciudad Yarí de San Vicente del Caguán, fueron capturadas diez personas, seis de ellas con orden judicial por delitos contra el medio ambiente.

La zona intervenida en la séptima fase de la Operación es el mayor núcleo de deforestación en el país. Durante el 2019 y el comienzo de 2020, la zona sufrió la deforestación de un total de 12.000 hectáreas.
El ministro de Ambiente, Carlos Correa, afirmó que la protección lograda en esta zona es clave, pues la reserva es un corredor importante para la biodiversidad y “actúa como conexión ecológica entre la Serranía de La Macarena y el Parque Nacional Natural de Chiribiquete, patrimonio de la humanidad y territorio de pueblos indígenas no contactados”.
Correa también destacó que la zona es clave, pues garantiza la conectividad y la funcionalidad ecológica y permite la oferta de servicios eco sistémicos en la región.
Según el Sistema de Monitorio de Bosques del Ideam, en 2019 se deforestaron 158.894 hectáreas de bosque, de las cuales el 62% se ubican en la Amazonía colombiana.
Sin embargo, durante las siete fases que lleva el plan Artemisa se ha logrado la protección de 7.626 hectáreas en importantes zonas ambientales del país. /Colprensa

También podría gustarte