Fregados con ´jota´ mayúscula 

128

En el Distrito y Departamento, no es secreto para nadie que es mucho y más lo que se ha perdido de conformidad con lo que estamos viendo en nuestras entidades territoriales; y sin pecar de pesimista, recuperar lo cual se vislumbra lejano sobremanera, dada la ausencia de reales, ciertos y creíbles liderazgos, como de la ineficiencia e ineficacia superlativa de una clase política incoherente que se encargó por lustros de mal administrar los destinos e intereses superiores de la ciudadanía y comunidad en general y hoy recoge lo cosechado, con el agravante que quienes están realmente sufren las consecuencias, es la gente, gobernada hoy por peores; personajillos autoritarios, envanecidos, indecentes, demagogos y populistas, quienes nunca han debido llegar a manejar los destinos de Santa Marta y el Magdalena.

Ya no hay dirigentes privados quienes con acendrado espíritu cívico se congregaban y preocupados por el mejor andar de la ciudad y el departamento, se ocupaban por apoyar las buenas, factibles y viables iniciativas gubernamentales y demás otras de noble origen que se generaban, adelantaban y producían grandes beneficios colectivos. Personajes de quienes cabe destacar no les interesó incursionar en la vida política por razones que consideraban no se articulaban con sus actividades y además les era difícil adaptarse a los avatares que su ejercicio demanda y preferían colaborar desde las asociaciones de las que eran miembros, donde espíritu cívico, altruismo, solidaridad, sentido de pertenencia, voluntad y capacidad de servicio, eran definidas consigna y demostrable estandarte para buscar la forma de aportar a la mejores como superiores causas ciudadanas, lo que se ha esfumado.

Internacionalmente, como me consta por cuanto comprobarlo he podido, es esta participación de común suceso. Trabajan allá de consuno gobierno y privados. Están al pendiente unos y otros de en cuales planes, programas y proyectos es menester aunar esfuerzos para sacarlos avante, colaboración que requerimos en manera importante y urgente en nuestros territorios, lo que ameritaría del sector privado en vía a recobrar tales desarrollos, agendar charlas, conversatorios, conferencias, mesas redondas, foros, encuentros, reuniones cívicas e interconsultas entre sectores, con el propósito de establecer quienes estarían interesados responder este clamoroso llamado, en la seguridad que avanzaremos.

Requerimos una sociedad que se convoque y aglutine en torno a colaboraciones e iniciativas tanto esenciales como fundamentales, que nos soporten, respalden y potencien, lo que estructuralmente hará de nosotros un Distrito y un Departamento sustentable y sostenible que se muestre ante el mundo con sus ventajas comparativas y competitivas; y, con todo cuanto podemos y podríamos generar. [email protected] *Jurista

 

También podría gustarte