Bolivia, con ´sed de venganza´

32

Argentina llegó a Bolivia con dos días de anticipación, buscando una pronta adaptación en un sorpresivo cambio de estrategia, ya que usualmente arribaba al filo del encuentro para esquivar los efectos de la altitud.       

Un duelo de estrategias para ganar en altura protagonizarán Bolivia y Argentina hoy cuando choquen por la segunda fecha de las Clasificatorias al Mundial Catar-2022 en La Paz, a 3.600 metros de altitud.

Bolivia tiene la ilusión de cosechar en la altitud los puntos suficientes para clasificar. Ganando todos los partidos de local y arañando uno que otro punto como visitante, los andinos podrían estar presentes, por mérito propio, en un Mundial, al que no asisten desde 1994.

Mientras que Argentina llegó a Bolivia con dos días de anticipación, buscando una pronta adaptación en un sorpresivo cambio de estrategia, ya que usualmente arribaba al filo del encuentro para esquivar los efectos de la altitud.

Para Argentina, Bolivia es un rival ‘accesible’ y un triunfo podría ahorrarle los dolores de cabeza del anterior Mundial, cuando clasificó con los nervios a flor de piel en el último partido.

Pero la altitud de La Paz amenaza las ambiciones de Messi y compañía.

El  técnico de la “Verde”, el venezolano César Farías, diseñó una estrategia a dos puntas con la conformación de dos equipos, uno para jugar como visitante y otro para jugar como local. En La Paz, el plan era contar con hombres más experimentados y habituados a los más de 3.600 metros de altitud de la ciudad para asfixiar a los visitantes, a base de velocidad.

Para esto, pretendía tener a los jugadores de los principales equipos de occidente: Bolívar, The Strongest y Wilstermann.

ALBICELESTE ‘EN CONSTRUCCIÓN’

A la segunda fecha de la Clasificatoria, Argentina llega con un equipo en construcción al que le faltan sociedades, identidad de fútbol y juego colectivo.

En la Paz, los dirigidos por Lionel Scaloni tendrán el desafío de controlar la pelota y manejar los tiempos del partido.

Con su gol de penal ante Ecuador, Messi salvó a la Albiceleste de iniciar el premundial en crisis. Pero el equipo volvió a dejar claro que la ‘Pulga’ necesita conectar mejor con sus socios para elevar el nivel en el largo proceso rumbo a Catar. / AFP

También podría gustarte