Niño de 3 años en grave estado tras caer a paila hirviendo en Santander

175

Un niño de 3 años de edad, hijo de una de las empleadas de un trapiche, ubicado en el municipio de San Joaquín, (Santander), cayó accidentalmente a una de las pailas en donde se hierve el jugo de caña y se produce la panela.

Debido a la gravedad de las quemaduras, las cuales se presentaron en más del 95% de su cuerpo, el pequeño fue trasladado de urgencia al hospital de la localidad y de allí fue remitido al Hospital Regional de San Gil, en donde se gestionó su traslado a Bucaramanga por medio de un helicóptero ambulancia.

César García, director de Gestión del Riesgo del departamento, indicó que el menor arribó a la ‘ciudad bonita’ para ser atendido en el pabellón de quemados del Hospital Universitario de Santander.

“La Dirección Nacional de Gestión del Riesgo coordina la ayuda helicoportada para el menor de edad que sufrió un accidente en el municipio de San Joaquín por quemaduras en un trapiche. Fue trasladado del municipio de San Gil a la ciudad de Bucaramanga para ser atendido en el pabellón de quemados del HUS”, agregó el funcionario departamental.

El Hospital Universitario de Santander informó que el paciente se encuentra en estado crítico y bajo pronóstico reservado, estado que le produjo las quemaduras de tercer grado en la mayoría de su cuerpo.

“Quien a causa de un accidente en una caldera de un trapiche panelero, sufrió quemaduras de tercer grado en más del 95% del cuerpo. El paciente se encuentra en estado crítico debido a la gravedad de las quemaduras y el pronóstico es reservado”, comunicó el HUS.

El personal médico del centro asistencial trata de salvarle la vida al menor de edad, quien sufrió graves quemaduras en su cuerpo debido al accidente.

Fuente: Sistema Integrado de Información

 

También podría gustarte