Trenceras y masajistas pidieron a la Alcaldía que las dejen trabajar

423

Pese a haberse dado una reactivación total de todos los sectores productivos de la ciudad de Santa Marta el pasado mes de septiembre, el sector  turismo, especialmente el informal, continúa resintiendo los efectos de la parálisis económica generada a raíz de la expansión y llegada del nuevo coronavirus originario de Wuhan, China. 

La falta de oportunidades laborales, ha generado la carencia de ingresos económicos en los hogares de estas mujeres, motivo principal por el cual, el día de ayer en horas de la mañana una singular protesta se adelantó en el emblemático balneario turístico de El Rodadero.

Las protagonistas de este plantón fueron más de 100 trenceras y masajistas, quienes de manera pacífica elevaron sus voces al unísono exigiendo les sea respetado el derecho al trabajo y  que de esta manera puedan mejorar la calidad de vida que se ha visto desmejorada desde que se inició la pandemia en esta zona del país.

Así lo manifestó Yoladis Herrera, perteneciente a este gremio que hoy aclama una oportunidad de desarrollar su actividad laboral, “nosotras llevamos ocho meses sin trabajar, no nos quieren dejar trabajar, estamos exigiendo nuestro derecho al trabajo, somos madres cabeza de hogar, afros y somos muchas las que necesitamos trabajar para poder comer”.

Herrera precisó que, además de exigir el libre desarrollo de su actividad económica, precisan del acompañamiento por parte de la Alcaldía Distrital para de esta manera poder sentarse a dialogar y llegar a un común acuerdo que beneficie al gremio y le dé garantías a la administración de que desarrollaran su actividad con pleno cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

“Todavía no nos han aceptado el trabajo, no nos han dado ninguna clase de ayuda, hemos estado sobreviviendo con nuestros hijos, necesitamos que ya es hora de que nos den un apoyo  y nosotros tenemos una propuesta, que nos dejen trabajar como trenceras, no como masajistas y que nos dejen laborar del lado de adentro de las vallas de ingreso a El Rodadero”, precisó la vocera del gremio de trenceras y masajistas.

 

Una singular protesta adelanten en el balneario turístico de El Rodadero, la trenceras y masajistas quienes exigen el derecho al trabajo, para mejorar la calidad de vida, que se ha visto desmejorada desde que se inició la pandemia, porque no se les permite trabajar.

También podría gustarte