Distrito tiene 92 mil personas en la informalidad según el DANE

222

El comportamiento del Mercado Laboral en Santa Marta según el más reciente boletín trimestral de ocupación laboral en la ciudad entregado por el Dane, no solo ubica a la ciudad como la cuarta urbe con mayor tasa de informalidad con un 61,1 por ciento; sino presenta la cifra de la población que se encuentra vinculada laboralmente, es decir, 92 mil están en la informalidad. 

Si se compara la tasa de informalidad del trimestre junio- agosto de 2020, con el mismo periodo del año 2019, se evidencia una reducción importante en materia de informalidad, toda vez que de al menos 29 mil personas dejaron de ejercer laboralmente de esta forma.

Aunque en este indicador Santa Marta se ha mantenido entre los cinco primeros puestos con mayor informalidad desde hace varios meses; la llegada y la expansión del nuevo virus ocasionó la parálisis de muchos sectores económicos, entre esos la informalidad; no obstante, con la reactivación económica, el mercado laboral también ha ido recuperándose, pero  parte de los nuevos empleos no están en el mercado formal, sino en el informal, así lo dejó entrever el más reciente informe del Dane.

El mencionado boletín entregado por el Dane, indica que en el Distrito para el periodo de análisis en cuestión hay 150 mil personas ocupadas de las cuales solo el 39 por ciento se encuentra laborando en condiciones de formalidad, es decir, alrededor de 59 mil samarios y residentes de la ciudad de Santa Marta.

Asimismo, el reporte del departamento de estadísticas informa que en la ciudad 205 mil personas se encuentran inactivas laboralmente, lo que representa un aumento de 46 mil personas en esta condición frente al mismo periodo de tiempo del 2019, cuando estaban 159.000 personas.

Esta cifra que en la actualidad muestra que sumado a las 41 mil personas que manifiestan estar desocupados resulta un dato general de 246 mil personas sin empleo o vinculación laboral, uno de los más altos de acuerdo a los datos manejados por el Departamento Nacional de Estadísticas.

Por su parte, sobre la población que señala estar ocupada que son en la actualidad 150 mil frente a las 202 mil del mismo período del año pasado, lo que supone un descenso de más de 50 mil personas que han quedado desempleadas en Santa Marta.

A nivel nacional los entes territoriales que presentaron mayor proporción de informalidad fueron: Cúcuta con el  68,8 por ciento, Sincelejo  con 63,0 por ciento y Riohacha con el  62,4%. En contraste las ciudades con menor proporción de informalidad fueron: Tunja; Manizales y Bogotá.

LOS SECTORES QUE MÁS APORTAN EMPLEOS 

Si bien las cifras de informalidad suponen un panorama preocupante en cuanto a la dependencia de la industria local en el comercio informal, existen sectores que continúan registrando cifras positivas y que soportan gran parte del comercio formal.

Según ramas de actividad la población ocupada se distribuye de la siguiente manera: 37 mil laboran en el sector de comercio y reparación de vehículos; 20 mil lo hace en administración pública y defensa, educación y atención de la salud humana; otras 17 mil en construcción; 16 más en transporte y almacenamiento; 14.000 en alojamiento y servicios de comida; 13 mil en actividades artísticas, entretenimiento recreación y otras actividades de servicios; 11.000 samarios y residentes de Santa Marta en actividades profesionales, científicas, técnicas y servicios administrativos, entre otros.

De acuerdo a voces autorizadas en materia de comercio en la ciudad los sectores que presentan mayores tasas de informalidad para Santa Marta son el de construcción y turístico, hoteles y restaurantes.

Así mismo, en la ciudad es evidente la proliferación de establecimientos comerciales que no cumplen con las condiciones legales y normativas requeridas para ser formales y por supuesto, la invasión de espacio público por parte de vendedores ambulantes, que aunque pese a los esfuerzos de la Administración Distrital para generar condiciones, sobretodo, en esta época de pandemia que atraviesa la ciudad, no ha logrado un desempeño favorable.

RECUPERACIÓN DE LA ECONOMÍA SE DEBE A LA INFORMALIDAD 

Ahora, en medio de la pandemia, el reporte del Dane de agosto resaltó que hubo 3,2 millones de personas más en la categoría de población ocupada versus abril, lo que es una buena noticia; sin embargo, allí han jugado un papel importante los informales.

El problema, según explicó el director de la entidad, Juan Daniel Oviedo, incide en que gran parte de quienes regresan a alguna actividad económica no tienen un contrato formal.

El economista también resaltó que, sin disciplina social no habrá una mejora de la economía, y que, de hecho, es un problema que 33% de los colombianos no vean como preocupante contagiarse de covid-19.

“Tenemos que ser cuidadosos de la recuperación de esos puestos de trabajo. La población ocupada entre  abril y agosto es 3,2 millones más en situación de ocupación, pero ese incremento está en una parte asociada al hecho de que hay algunas contracciones de la población ocupada que se han venido mitigando. Hemos llamado nuevamente a personas que estaban confinadas en el trabajo, o quienes estaban confinadas, pero eran informales, ellas han vuelto a prender motores”, señaló Oviedo.

Asimismo agregó, “han acudido a que su carro sea para una plataforma de transporte, su moto para mototaxismo, una miscelánea, o todos esos elementos que llevan el movimiento de la población ocupada. Entonces, una buena parte de la reactivación no es que el empleo formal se haya recuperado, es que los informales volvieron a salir. Vemos una población ocupada menos educada, y al mismo tiempo más propensa a tener entrada a la informalidad”.

También podría gustarte