Gamero se desahogó tras la victoria 

57

“Yo no me he quitado un peso de encima, tampoco me lo he puesto encima. Yo tengo una responsabilidad con mi equipo, con la hinchada, con los directivos y los jugadores. Es una responsabilidad, no un peso”, enfatizó. 

Luego de 8 meses (9 fechas), Millonarios volvió a ganar en la Liga B y lo hizo venciendo a Envigado como visitante en el Parque Estadio Sur. Esto fue un bálsamo para el técnico Alberto Gamero, quien en rueda de prensa no ocultó su satisfacción y su ilusión de que este triunfo sea un trampolín para recuperar el terreno perdido.

“Este Millonarios se está acercando a lo que yo quiero. Sabíamos que esta es una cancha grande y amplia. Me dejó satisfecho el trabajo del equipo. Envigado solo llegó una o dos veces”, señaló en primera medida el DT azul.

“Hoy tenemos un respiro, pero hasta pasado mañana que jugamos otra vez. Hay que reconocer que tuvimos más opciones y me deja tranquilo que el equipo estuvo sólido atrás. Tengo la sensación de que cuando llegan los goles pueden llegar cosas mejores”, agregó Gamero sobre la responsabilidad con Millonarios.

Sobre hipotéticas posibilidades de clasificación, comentó: “No sé qué cuentas hacen, nosotros estábamos desesperados. No ganábamos, pero tampoco perdíamos. Hoy le ganamos a un gran equipo. Terminamos, entre comillas, pidiendo tiempo, pero defendiéndonos con el balón”

 “Yo no me he quitado un peso de encima, tampoco me lo he puesto encima. Yo tengo una responsabilidad con mi equipo, con la hinchada, con los directivos y los jugadores. Es una responsabilidad, no un peso”, enfatizó.

Y cerró dejando un mensaje a los hinchas: “Nosotros cada vez que salimos a una cancha queremos darle una satisfacción. El hincha ve que Millonarios está creciendo. Yo sé que los equipos grandes piden resultados, estamos trabajando y construyendo… Quiero que el hincha sepa que estamos construyendo queriendo ganar. En ningún partido nadie puede decir que Millonarios mereció perder. Eso nos tiene con la moral alta”.

/ COLPRENSA 

También podría gustarte