Aguacero provocó afectaciones en 79 barrios y 2.500 viviendas: Distrito 

699

El torrencial aguacero que sobrevino el pasado lunes en horas de la noche en la ciudad de Santa Marta, provocó situaciones de emergencia que hicieron necesaria la intervención de los organismos de socorro, debido a que en muchos sectores las aguas alcanzaron hasta un metro de altura, anegando las vías e inundando las viviendas. 

De acuerdo con el reporte oficial emitido por la Alcaldía Distrital de Santa Marta, quien, a través de la Oficina para la Gestión del Riesgo y el Cambio Climático, Ogricc, entregó el balance relacionado a la emergencia registrada por las fuertes precipitaciones que experimentó la ciudad durante la tarde y noche del pasado lunes; el cual indica que hasta el momento resultaron afectadas 2.502 viviendas en 79 barrios de la ciudad.

Entre esta cifra, 54 viviendas sufrieron afectaciones severas por daños en su infraestructura, 107 más de manera moderada por estar ubicadas en las partes bajas de la ciudad y haber sufrido inundaciones e ingreso de sedimento producto de la escorrentía superficial; otras 2.341 casas ubicadas en las rondas hídricas, sufrieron afectación similar, además de procesos erosivos que debilitaron las estructuras por el incremento de los caudales.

El director de la Ogricc, Jorge Lizarazo, explicó que durante la emergencia se materializaron escenarios de riesgo como deslizamientos en los cerros norte y nororientales, encharcamientos e inundaciones, en el 42,51% del área construida de la ciudad en su perímetro urbano e inundaciones, por dificultad para evacuar las aguas.

El funcionario aseguró además que, de acuerdo con la escala planteada en la Estrategia Municipal de Respuesta a Emergencia, EMRE, Santa Marta experimentó una emergencia de nivel 3 y de acuerdo al reporte entregado por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, se constató que, durante las lluvias, cayeron aproximadamente 60 litros de agua por metro cuadrado, lo que ocasionó la una reducción del 56% de la movilidad en toda la ciudad.

VIVIENDAS AFECTADAS 

En un recorrido realizado durante la mañana de ayer martes por los reporteros gráficos de HOY DIARIO DEL MAGDALENA, se pudo constatar que efectivamente cerca del 40 por ciento de la ciudad de Santa Marta registró afectaciones como inundaciones, deslizamientos de cerros, calles enlodadas y atrapamientos de vehículos por los altos niveles de agua.

En total según las autoridades, las emergencias se registraron en por lo menos 79 barrios que presentaron afectaciones de diferentes índoles, que aunque no generaron hechos que lamentar, si requirieron el acompañamiento por parte de las diferentes unidades de emergencia en puntos como los Fundadores, las Malvinas, Líbano 2000, en la vía del cerro del Ziruma, urbanización Villa Luci, entre otros.

Este fue el caso de los sectores de Pescaíto, María Eugenia, en donde los colapsos de las redes de alcantarillado convirtieron a estas zonas de la ciudad en un completo río desbordado por el rebosamiento de las diferentes alcantarillas en el sector y que sumado a las fuertes precipitaciones ocasionó que se presentaran inundaciones en diferentes viviendas en donde el agua llegó hasta el metro de altura.

Esta situación generó pánico entre los moradores y durante varias horas mantuvo la movilidad por el sector trastornada, asimismo, los residentes de estos sectores reportaron que fueron cientos los enseres que se perdieron por las grandes cantidades de aguas lluvias que cayeron sobre Santa Marta. Uno de los sectores más afectados por las lluvias fueron sin duda la organización Mallorca y el conjunto residencial Villa Lucy.

Además no solo las principales vías se vieron convertidas en ríos, en sectores como el Líbano 2.000 varios vehículos quedaron a mitad de la vía debido a las fuertes corrientes que provocaron que los automotores se apagaran, aunque no registraron hechos que lamentar, en otros puntos como la vía que da ingreso a Villa Marbella, Curinca, la Ciudadela y principalmente vías en el Centro Histórico que evidenciaron la necesidad imperiosa de un mejorado sistema de alcantarillado que evite que el sector colapse.

El factor que se suma a esto es la obstrucción de las rejillas que permiten el desagüe por los diferentes canales y colectores pluviales sobre esto la administración distrital indicó, aunque se vienen desarrollando labores de limpieza en varias de estas, ante la falta de cultura ciudadana, hacen el llamado a la ciudadanía a evitar este tipo de comportamientos que en casos como el registrado ayer por el elevado caudal de las aguas se puedan generar inundaciones y afectaciones.

NUEVO PANORAMA 

Luego del torrencial aguacero algunas calles y principales avenidas de Santa Marta amanecieron ayer martes inundadas y llenas de barro, asimismo, algunos barrios que carecen de pavimentación están inmersos en el barro y lodo poniendo en riesgo la salud de los habitantes de este lugar, del mismo modo, dificultando la circulación en el sector.

Entre los barrios más afectados vuelven a estar Pescaíto y María Eugenia, donde es la hora y las calles se encuentran como lagunas, ya que son unos de los tantos barrios de Santa Marta que tienen calles sin pavimentar y solo tienen puestas sus confianzas en el inclemente sol para que seque los charcos de agua que están adornando por estos días el barrio.

El panorama crítico también se refleja en algunas avenidas de la ciudad que todavía no se recupera de las leves lluvias. Es el caso de la Avenida del Ferrocarril a la altura de la Universidad del Magdalena, donde todavía se observa una fuerte inundación.

Los transeúntes deben evadir estos grandes charcos con miedos a resbalarse y caer en ellos. Asimismo, cerca del sector de Juan 23 se observaron varias calles inundadas que según habitantes del sector esto siempre ha estado y al parecer estará cada vez que haya lluvias en la ciudad.

TAGANGA SE VOLVIÓ UN MAR DE BASURAS 

Pero como si fuera poco, además de que Santa Marta se sumió el pasado lunes en el caos y la desesperación producto de las fuertes lluvias, uno de los sectores más afectados sin duda fue el balneario turístico de Taganga, puesto que, la cantidad de agua acumulada provocó que al parecer el sistema de alcantarillado de la ciudad colapsaran y que las aguas negras se mezclaran con las aguas lluvias que finalmente fueron a parar al mar.

Junto a ellos, las cerca de tres horas que duró el torrencial aguacero, también dejó en evidencia la gran contaminación que tiene esta playa en particular, toda vez que, amaneció con cientos de desechos y basuras ennegreciendo las bondades naturales que tiene este emblemático sitio de la ciudad de Santa Marta.

Ramas, tapas de botellas de aluminio y residuos de madera, entre otros desechos, que inundaron la arena y el mar de este sector de la ciudad.

Es válido mencionar que, los grupos ecologistas de la zona llevan mucho tiempo denunciando la falta de soluciones por parte de las administraciones responsables pese a que esta situación se repite prácticamente cada vez que llueve de manera torrencial en la ciudad.

Frente a esta situación, la Alcaldía de Santa Marta atendió la emergencia en dicho sector y con el apoyo de Interaseo se recogieron los desechos que fueron a dar a la playa por la tormenta

Luego de dejar la playa libre de desechos, la Administración Distrital hizo un llamado a la ciudadanía a no arrojar basura a las calles, playas y espacio público, y a hacer la disposición adecuada de los residuos para mantener limpia la ciudad.

RETIRO DE SEDIMENTO 

En cuanto a las acciones de respuesta, la Ogricc informó que se activó el protocolo establecido en el marco del plan de contingencia para este tipo de incidentes y se generó una articulación inmediata con las entidades prestadoras de servicio de emergencia, servicios públicos y la red de voluntariado Cobasa.

De manera alterna un equipo de expertos de la Ogricc y el Banco de Maquinaria Amarilla, Bamam, realizaron acciones para la mitigación y reducción del riesgo en algunas de las zonas más afectadas, con inspecciones técnicas e intervenciones mecánicas para el retiro de sedimento que obstruye las vías y genera taponamientos en Box Culvert y colectores pluviales.

El sedimento recolectado, según ha informado el director de la entidad, será dispuesto para el relleno y adecuación de carreteables, o vías rurales utilizadas para el tránsito regular de vehículos.

PUNTOS CRÍTICOS

Por otro lado, debido a las intensas lluvias que se presentaron el pasado lunes, la Empresa de Servicios Públicos del Distrito de Santa Marta, Essmar E.S.P., ejecutó una serie de intervenciones en diferentes puntos de la ciudad, con el fin de mejorar la situación de las comunidades que se vieron afectadas por las precipitaciones.

En esta oportunidad, el equipo de Actividades Complementarias de la Empresa intervino la avenida del Río y la avenida del Ferrocarril con carrera 19, a través de una completa jornada de limpieza de rejillas para ayudar a que el agua siga su curso normal y no se estanque, en caso de que se vuelven a presentar las lluvias.

Los canales pluviales, que se encontraban con gran cantidad de desechos en su interior, ahora están destapados y listos para cumplir correctamente su función, es decir, contribuir a la circulación del agua con miras a que ésta no se estanque en las calles o provoquen desbordamientos.

Además, se realizó un monitoreo general para priorizar los barrios que necesitan acciones inmediatas, por lo que se logró identificar El Pando, María Eugenia, Primero de Mayo y San Pablo.

Cabe resaltar que, en tiempo récord, operarios de Aseo y Aprovechamiento realizaron una completa limpieza en Taganga donde se recogieron botellas, bolsas plásticas, vidrios y toda clase de residuos, dejando así limpia la playa al 100% para el disfrute de propios y visitantes.

Por otro lado, la Essmar E.S.P. le hace un llamado a la ciudadanía a no arrojar basura a las calles, playas y espacio público, y a hacer la disposición adecuada de los residuos para mantener limpia la ciudad.

Finalmente, el área de Alcantarillado de la Essmar E.S.P., adelantó la limpieza de rejillas en las diferentes estaciones de bombeo como: Ebar Manzanares, Ebar Norte y El Rodadero, para ayudar a que las aguas evacuen rápidamente.

También podría gustarte