Triunfo electoral Luis Arce provocó desazón

El aplastante triunfo electoral del izquierdista Luis Arce provocó desazón y hasta incredulidad en sectores de la derecha en Bolivia: unos alegan “fraude” y otros temen que el retorno de Evo Morales al país genere otra convulsión social. En re­chazo a la elección de Arce como presidente, cientos de personas se manifestaron el martes en la ciudad oriental de Santa Cruz, la más rica de Bolivia y bastión del candidato derechista Luis Fernando Camacho

Las ciudades bolivianas de Cochabamba y Santa Cruz registraron este miércoles protestas por segundo día consecutivo en rechazo al triunfo del izquierdista Luis Arce, delfín de Evo Morales, en las elecciones presidenciales del domingo.

Entre banderas bolivianas y bocinazos de autos y motocicletas, centenares de personas convocadas por organizaciones derechistas se manifestaron en una céntrica plaza de Cochabamba (centro) contra la elección de Arce, según imágenes de medios locales.

Los asistentes rechazaron los sondeos preliminares no oficiales que dieron como claro ganador a Arce, por más de 20 puntos de diferencia sobre el segundo, el expresidente y candidato centrista Carlos Mesa.

Asimismo, las organizaciones anunciaron que solicitarían la nulidad de las elecciones a pesar de que el conteo oficial del Tribunal Supremo Electoral (TSE) confirmaba el triunfo de Arce con un 54,51% de los votos, escoltado por Mesa (29,21%), con más del 90% de las actas de las mesas de votación contabilizadas hasta la noche del miércoles.

“¡Anulación, Anulación, Anulación!”, gritaron por su parte los centenares de personas que también se reunieron en la rotonda del Cristo Redentor de la ciudad de Santa Cruz (este), motor económico de Bolivia, donde denunciaron que la victoria de Arce se había logrado mediante un fraude.

En La Paz, un centenar de personas rechazó también la elección que marca el retorno al poder del Movimiento Al Socialismo (MAS), un año después de que Morales renunciara a la presidencia en medio de denuncias de fraude en los comicios en los que buscaba un cuarto mandato.

Las misiones de observación han descartado vicios durante la elección y han felicitado la tarea del TSE en el recuento de votos, pero también la actitud democrática de varios contrincantes del MAS que aceptaron el triunfo de Arce.

“La gente votó en libertad y el resultado fue claro y contundente, lo que otorga una gran legitimidad al gobierno entrante, a las instituciones bolivianas y al proceso electoral”, afirmó le jefe de la misión del la OEA, Manuel González, al publicar este miércoles el informe preliminar sobre los comicios del domingo.

La Paz, Bolivia | AFP | 

 

También podría gustarte