Silvestre busca contagiar a todos con sus locuras

80
Por Sergio Villamizar D.
La canción que le da título a esta producción, ‘Las locuras mías’, es su primer lanzamiento y es una composición de Omar Geles.
Desde su casa se contactaba a diario con músicos, productores e ingenieros que trabajaban desde Bogotá, Miami y Valledupar, para ir construyendo ‘Las locuras mías’, el nuevo álbum de Silvestre Dangond.

No podía esperar más que las medidas de aislamiento social se flexibilizaran para poder entrar a un estudio de grabación, por lo que confiesa que la voz de las canciones las grabó en su habitación, “ahí mismo donde yo hago el amor con mi esposa, yo creo que fue por eso que canté tan bonito”, confesó el artista colombiano.

La canción que le da título a esta producción es su primer lanzamiento y es una composición de Omar Geles, y aunque el lanzamiento del disco está para el próximo mes de febrero, se inició una preventa, que de llegar a las 50 mil unidades, dicho lanzamiento será adelantado.

Además, Dangond está dichoso al preparar un concierto virtual que realizará a orillas del Río Guatapuri, para el próximo 21 de noviembre a través de La Caja de Música.

¿Reencontrándose con el sonido vallenato?

“El trabajo que hicimos no fue solo el grabar la canción, sino darle el matiz y el concepto del vallenato que se grababa hace 15 años atrás. Hemos evolucionado mucho y no es fácil cuando tienes las herramientas y todo el mundo quiere aplicar siempre cosas modernas, por lo que nos tocó concientizar al ingeniero de sonido y que mezcláramos como la época de antes. Hay gente que no asimila eso, pero lo logramos. En un software descargamos los sonidos de un piano Triton de hace 15 años para poder impregnarle a esta canción esos sonidos”.

¿Un trabajo realizado entre Miami, Bogotá y Valledupar…?

“Donde esté, yo llevo en mi mochila interna, mi región, en todo, porque donde yo piso marco la diferencia respecto a mi esencia. Los planes eran otros, grabarlo en Colombia y venirme a Estados Unidos con todo ya hecho, pero tocó cambiarlo  y dividirlo, lo cual terminó siendo un éxito, porque me tomé el tiempo para analizar, explorar, para buscar a los invitados especiales, y si funcionó la espera”.

¿Cómo ha vivido estos tiempos de pandemia y lejos de los escenarios?

“He descubierto que soy paciente, algo que creí no tener, porque todos saben cómo muchas veces digo cosas de las que después me arrepiento, porque no pienso antes de hablar. Descubrí que soy paciente, que sé esperar, que soy consecuente con la causa, que tengo un mayor sentido del humor con mis hijos, sacándolos de la monotonía en la que veníamos en estos tiempos. Pelé el cobre bien pelao (risas).

¿Cómo va la preventa de su nuevo disco?

“Tenemos una preventa cercana a las mil copias diarias. Si seguimos así, a finales de octubre o inicios de noviembre lanzaremos el álbum al llegar a las 50 mil copias en preventa. El más desesperado en que esto salga soy yo, porque he estado preso todos estos meses sin cantar. Desde que empecé profesionalmente en la música, jamás había pasado tanto tiempo sin cantar. Ya estoy aburrido de solo cantar en el baño, necesito una tarima”.

¿Cómo será el concierto virtual del 21 de noviembre?

“Desde Valledupar, desde el río Guatapuri donde vamos a cantar varias de las nuevas canciones como ‘Las locuras mías’ no puede faltar y ‘Tengo un Dios’ que es la canción que vamos a lanzar en algunos días. Yo creo que si esto sigue así, vamos a terminar lanzando canciones cada 15 días o cada semana, para darle ambiente a lo que se viene”.

¿Cómo ha visto el papel de la música en medio de esta crisis mundial?

“Para los que hoy en día trabajan en la música, en estos nuevos formatos como las plataformas digitales, donde hay muchos artistas que solo se dedican a lanzar canciones, porque no son artistas de shows, sólo plataformas, así que para ellos nada ha cambiado en medio de esta crisis. A mí, y más a los artistas del género vallenato, nos ha afectado muchísimo. Colombia se ha afectado bastante porque es un país que mueve mucho dinero en esta industria, y al principio de la pandemia pensé que me afectaría mucho, que saldría desesperado, que perdería toda la paciencia, pero no, porque Dios me ha bendecido tanto que ha sido por algo este tiempo y debemos aprender a aceptarlo”.

/Colprensa

También podría gustarte