Segunda temporada de lluvias afecta al Distrito

La segunda temporada de lluvias continúa haciéndose sentir en la ciudad de Santa Marta, la cual ayer fue nuevamente epicentro de las precipitaciones que se extendieron por más de dos horas en distintos sectores del casco urbano. 

El panorama si bien no generó emergencias como la ocurrida el pasado 19 de octubre, si causó anegaciones en las vías, escorrentías en algunos barrios y merma en la movilidad del servicio de transporte público y particular de la ciudad.

Y no es para menos, pues desde las 2:30 de la tarde los barrios del suroriente fueron sorprendidos por una llovizna que si bien no causo los problemas de antes llenó las calles y obligó a la gente a tomar las medidas de prevención del caso.

No obstante, uno de los barrios que resultó afectado fue el Portal de las Avenidas, donde las calles se convirtieron lagunas, asimismo, este panorama también se reflejó en algunas avenidas de la ciudad como es el caso de la Avenida del Ferrocarril a la altura de la Universidad del Magdalena, donde las precipitaciones causaron grandes inundaciones en la vía.

En este sector, los transeúntes debían evadir estos grandes charcos con miedos a resbalarse y caer en ellos. Asimismo, cerca al centro comercial Buenavista se observó anegaciones en algunos sectores que según habitantes esto siempre ha estado y al parecer estará cada vez que haya lluvias en la ciudad.

Es válido mencionar que, esta segunda temporada de lluvias inició el pasado 15 de septiembre y se extenderá hasta mediados del mes de diciembre, de acuerdo a la circular número 066 de 2020 emitida por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres.

ALERTA NARANJA  

Por otro lado, las autoridades y organismos de socorros locales, se mantienen vigilantes debido a que el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, mantiene la alerta naranja por crecientes súbitas de los ríos que descienden de las Sierra Nevada.

Y es que de acuerdo con el Ideam en la ciudad de Santa Marta existen probabilidad de crecientes súbitas en los ríos que descargan sus aguas al Mar Caribe, especialmente los ríos Piedras, Manzanares, Guachaca, Buriticá, Mendihuaca, Don Diego y Ancho, entre otros.

Frente a esta alerta, el llamado a la comunidad por parte los organismos es principalmente a que estén atentos a estos afluentes y si ven que se crecen más de lo normal o se encuentran a punto de desbordarse, que hagan las evaluaciones correspondientes o dar aviso a las autoridades de forma inmediata.

RECOMENDACIONES  

Entre las recomendaciones más importantes se encuentran las siguientes: asegure techos y ventanas, pues debido al incremento de las lluvias y velocidad de los vientos, podrían representar riesgo; limpie bajantes y canales de techos, para evitar bloqueos y rebosamientos; no arroje basuras a la calle durante las lluvias, éstas por efecto de la escorrentía superficial, pueden ocasionar taponamiento de alcantarillados y box coulvert. Utilice los contenedores y retire elementos pesados o estructuras metálicas, de balcones, ventanas o terrazas, que por efecto de los vientos puedan caer y representar riesgos para transeúntes.

Asimismo, si reside en cerros o zonas altas, no bloquee las vías naturales de escorrentía superficial o corte la cobertura vegetal, podría verse expuesto a riesgo de inundación, arrastre de sedimento y deslizamiento. Si durante las lluvias la corriente que desciende del macizo es muy fuerte, evacúe.

No arroje desechos o sustancias contaminantes a ríos y quebradas, pues debido al incremento de los caudales durante las lluvias, estos también generan efectos negativos sobre el mar, al pasar la desembocadura; en caso de tormenta eléctrica evite estar cerca de terrazas, zonas al aire libre, árboles o carpas. Apague y desconecte los equipos electrónicos; si su vivienda está ubicada sobre la ronda hídrica, esté atento a los mensajes de alerta por creciente súbita emitidos a través de la radio y las redes sociales oficiales de la Ogricc.

No arroje residuos orgánicos, vegetales, inservibles, escombros o desechos de construcción sobre las riberas. El cúmulo de desechos incrementa el riesgo de desbordamientos; si alrededor de su vivienda hay árboles de gran tamaño, verifique su estado y si estos presentan inclinación que figure como riesgo para usted.

Y finalmente, no estacione vehículos bajo los árboles. Ramas de gran tamaño y peso podrían caer por efecto de los posibles fuertes vientos; si su vivienda está sobre la ronda hídrica, monitoree el nivel del río de manera permanente. Si se presenta desbordamiento e ingresa agua a su vivienda, evacúe de manera inmediata e infórmese a través de la radio y medios de comunicación con credibilidad, no entre en pánico, tenga cuidado con las noticias falsas y verifique la información que circula en redes sociales antes de compartirla.

También podría gustarte