Un Camellón incluyente y a la vanguardia 

Por 
LAURA  
BUJATO CUAO 

Por años el Camellón de El Rodadero, ha sido uno de los lugares turísticos más emblemáticos de Santa Marta y en el cual por décadas han confluido miles de turistas nacionales e internacionales ávidos por disfrutar de las bondades naturales que este balneario tiene para ofrecer. 

No obstante, si bien es cierto que es uno de los sitios más apetecidos en la ciudad de Santa Marta, desde hace muchos años, atraviesa problemas de fondo como el rebosamiento de aguas negra y de aguas lluvias, así como el inminente deterioro que en los últimos años ha quedado a la vista de todo aquel que llegue a El Rodadero.

Razón por la cual para la Alcaldía de Santa Marta ha sido fundamental adelantar esta obra por la necesidad que existe de mejorar las condiciones físicas del camellón, el cual es uno de los lugares más visitados por turistas en la capital del Magdalena.

La intervención en el Camellón de El Rodadero, además de ser un proyecto moderno, contempla la instalación de acometidas eléctricas y redes hídricas; nivelación del terreno, la siembra de gran parte del corredor verde, espacios público incluyentes para que personas con movilidad reducida puedan ser autónoma en su desplazamiento por el malecón.

Así lo dio a conocer, Dagoberto Ospina, gerente de la Empresa de Desarrollo y Renovación Urbana Sostenible de Santa Marta, Edus, entidad a cargo de este proyecto, “vamos en línea con las tendencias de grandes ciudades turísticas, los frentes de playas deben ser de vocación peatonal, deben tener espacios públicos abiertos y más aún en un escenario post pandemia, estamos llevando a Santa Marta a la vanguardia de proyectos turísticos como se han visto en otras ciudades del mundo”.

LA INTERVENCIÓN 

Esta anticipada obra que, no solo esperan los samarios, sino que respaldan los gremios por el impacto que tendrá en el mejoramiento de la oferta y servicios en este importante atractivo turístico de la ciudad, tendrá una inversión de $13.947 millones de obras directas.

Asimismo, contempla la intervención de 16.429.06 metros cuadrados de espacio público; una arborización y corredor verde de 1048.43 metros cuadrados y la reconstrucción del espacio público del camellón, en piso estampado.

También, la creación de zona de ejercicio y biosaludables; cambio de luminarias tipo led; equipamientos turísticos modernos; zona de juego; rampas de acceso y senderos peatonales; ciclo ruta de 550.49 ml -1100.98 m2 y adecuación del espacio público para personas con movilidad reducida

Del mismo modo, se llevará a cabo la intervención de las redes de alcantarillado sanitario y pluvial y la renovación urbanística y de infraestructura de todo el camellón.

“El proyecto en su fase inicial contempla la reposición total de las redes húmedas del sector, habrá una intervención de redes de acueducto y alcantarillado sobre la carrera primera del camellón de El Rodadero, con conexiones a nivel de la calle 7 y la calle 11 con la carrera 2 que es donde van las líneas principales de impulsión, es decir, estamos articulando una nueva red de acueducto y alcantarillado a la red existente, pensando a largo plazo, porque la recuperación urbanística de El Rodadero no puede quedarse en la ejecución del camellón y la carrera primera, tenemos que pensar en una segunda fase posteriormente, de este modo es como fue concebido inicialmente el proyecto, para que se solucionen integralmente todo los problemas que afectan al sector”, señaló Ospina.

Se instalarán 724 ml de red de acueducto de diámetro 3,4, y pulgadas de PVC; la adecuación de la línea de impulsión sanitaria con una intervención de 670 ml y la instalación de 1.217 ml de red de alcantarillado sanitario de diámetro 8, 10, 12, 16 pulgadas de PVC.

Adicionalmente, también se contempla la intervención de la red pluvial, sobre toda la carrera primera, en donde se realizará la adecuación y reconstrucción de un box colvert que recoja las aguas lluvias. De acuerdo con la entidad, esto garantizará el adecuado flujo de las aguas evitando así los estancamientos que afectan la competitividad y el desarrollo de actividades turísticas en el malecón y mitigará los anegamientos en la zona.

Es válido mencionar que la intervención del Malecón de El Rodadero prevé la movilidad restringida a los vehículos sobre la carrera primera para darle prioridad a los caminantes, aunque los propietarios de apartamentos y de negocios sobre la ‘fachada al mar’ tendrán permisos especiales para usar sus automotores en horarios acordados.

 “Este cerramiento que se proyecta es el que se da en las temporadas altas y lo que queremos es evitar el flujo de vehículos particulares a nivel de la carrera primera y lo que queremos darle es mayor prioridad al peatón y esto va a permitir potenciar este sector como destino turístico y comercial, además va a garantizar las facilidades de movilidad que requieren la ciudad y el sector, en función de unos nuevos direccionamientos a nivel de las carreras segunda y tercera que articulen con la carrera cuarta”, sostuvo el gerente de la Edus.

VENDEDORES Y

COMPETITIVIDAD

Este proyecto contempla igualmente la construcción de módulos comerciales, los cuales permitirán por medio de su explotación la capacidad de generar recursos para invertir en el mantenimiento y operación del camellón de El Rodadero.

 “Es decir, vamos a hacer un proyecto con una inversión de gran envergadura, pero vamos a garantizar su sostenibilidad en el tiempo, porque no hacemos nada haciendo este tipo de inversiones si no garantizamos que son obras que se le van a prestar un mantenimiento adecuado y se va a estructurar un esquema de operación que permita que no estén completamente deteriorado al paso de dos o tres años”, indicó el funcionario.

En este sentido, se contará con un módulo administrativo y módulos comerciales para 40 puestos de venta.

SE HARÁ EN CUATRO FASES 

Actualmente el proyecto está en etapa de pre construcción, adelantando y verificando el ajuste de diseño, dado que la proyección para iniciar es en el mes de noviembre, buscando recuperar este importante sector de la ciudad.

La intervención del Camellón de El Rodadero está contemplada para realizarse por fases, permitiendo una reapertura económica incluyente, dinámica y un mejor desarrollo para las labores de construcción.

Durante el desarrollo de la primera fase se contempla la intervención de las zonas húmedas, redes pluviales, andenes y pavimentos, “iniciaríamos la ejecución por fases a nivel de la calle 11 hasta la calle novena, sobre la vía, andenes para la red de acueducto”, expresó Ospina

Frente a lo anterior agregó, “hemos determinado esta intervención por fases por solicitud de la comunidad. Inicialmente el proyecto contemplaba un cerramiento total, pero para minimizar el impacto de las obras haremos una intervención por fases y así no causar una afectación para el sector comercial en esta temporada alta de diciembre”.

Posteriormente, se llevará a cabo la fase dos que contempla la intervención de las redes húmedas, pluviales, andenes, pavimento y la conexión de redes húmedas con líneas principales en la carrera segunda.  Esto se llevará a cabo en el tramo contemplado entre la calle novena y la calle sexta articulando con la séptima para realizar la adecuación de estas redes.

“Una vez tengamos esta intervención estructurada, que son las redes húmedas, que fue lo que no permitió viabilizar el proyecto en su momento, nos centraremos de lleno en la intervención del camellón como tal, es decir, una vez culminemos esa intervención importante de redes húmedas que es el componente más importante del proyecto y el que presupuestalmente tiene el mayor impacto, entraremos hace la intervención del espacio público con fases para que no se afecten los negocios, residentes y demás actores del sector, pero a su vez sin afectar el plan de obra y el tiempo de ejecución previsto”, manifestó Dagoberto Ospina, gerente de la Empresa de Desarrollo y Renovación Urbana Sostenible de Santa Marta, Edus. Finalmente, la última fase de recuperación irá desde la calle novena hasta el Canal de las Iguanas.

SOSTENIBILIDAD PARA EL SECTOR 

Por otro lado, el proyecto estipula diferentes esquemas para el recogimiento de agua que permita la infiltración del agua en zonas blandas para mitigar el impacto de inundaciones; la recolección y reutilización de las aguas lluvias para mantenimiento e irrigación y la reutilización para evitar el abastecimiento por carrotanques, lo cual significa una disminución en la huella de carbono.

 “Esto nos garantizará una camellón arborizado, estético y completamente funcional durante todo el año y no simplemente tener unos arbolitos verdes bonito cuando inauguremos, pero tres meses después tengamos una arborización quemada; vamos a garantizar una irrigación permanente y a su vez, es un proyecto que queremos acreditar a nivel internacional como un proyecto ambientalmente sostenible”, especificó el gerente de la Empresa de Desarrollo y Renovación Urbano Sostenible.

En materia de energía se plantea la utilización de materiales con certificación de sostenibilidad, las cuales otorgará un menor impacto en la huella ambiental; asimismo, la implementación de materiales que permitan la absorción del CO2 y suministros de materiales a partir de elementos reciclados.

 “Se está haciendo un ajuste de diseño para que incluya la modernización del alumbrado público teniendo en cuenta el uso de paneles solares y materiales certificados en sostenibilidad”, precisó el funcionario.

Es válido mencionar que, para esta obra ya se llevó a cabo la instalación de este lugar, la cual contó con la asistencia del equipo técnico, social y gerencial de la Empresa de Desarrollo y Renovación Urbano Sostenible, Edus, así como representantes del contratista, Consorcio Camellón Rodadero.

También podría gustarte