Arrancó la votación anticipada y Biden ‘pica en punta’

Por 
ULILO  
ACEVEDO  SILVA 
LOS ÁNGELES, EE.UU. 

Una de las más expectantes y complejas elecciones presidenciales de los últimos tiempos en los Estados Unidos ya arrancó y los pronósticos señalan que el candidato demócrata Joe Biden ´pica en punta´, como dice un refrán popular. 

Y ´picó en punta´ porque se palpa un consenso generalizado entre el pueblo norteamericano que una amplia mayoría quiere ver a Trump fuera de la Casa Blanca.

Nunca antes un presidente había despertado tantos odios y pocos amores como el magnate inmobiliario que poca plata en impuestos le paga al Tesoro de la Nación que ha dirigido en los últimos 3 años 11 meses y 20 días.

Pero más allá de que no sea reelegido, la vergüenza política recaerá sobre su partido, el Republicano que ha pasado de agache. No se la ha jugado ni de frente, ni por debajo de la mesa con Trump. Lo ha dejado que fluya a su manera. Más bien los más caracterizados dirigentes republicanos han tomado distancia del pobre Trump, pero lo han hecho con cálculo político, mas bien pensando en el 2026, como por ejemplo el llamado ´niño mimado´ de la política norteamericana, el senador Marco Rubio quien tiene previsto lanzarse para dentro de 4 años.

EN LOS ÁNGELES

Mientras tanto, el condado de Los Ángeles, la jurisdicción electoral más grande y compleja de Estados Unidos, comenzó este sábado la votación anticipada en persona con 118 centros abiertos, el comienzo de la que ya es considerada una elección histórica en la región.

Con la apertura de los primeros centros inicia la primera de dos fases que culminará con la instalación de 791 centros en todo el condado de Los Ángeles, el más poblado de EE.UU., y donde están registrados 5.7 millones de votantes a los que ya se les enviaron las boletas electorales desde comienzos de mes.

Grandes espacios como el Estadio de los Dodgers, el Staples Center, la casa del equipo de baloncesto Los Angeles Lakers, el Centro de Convenciones, y el Jardín Botánico, entre otros, han sido dispuestos para dar seguridad a los votantes en medio de la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), también conocido como nuevo coronavirus, según dijo en una conferencia el registrador del condado de Los Ángeles, Dean Logan.

Las autoridades electorales de Los Ángeles ya han recibido de regreso un millón y medio de boletas electorales enviadas por correo o dejada en los buzones electorales.

A nivel nacional, más de 56 millones de personas han votado temprano, ya sea en persona o por correo, hasta este sábado, según el Proyecto de Elecciones de Estados Unidos, dirigido por Michael McDonald de la Universidad de Florida.

Ese recuento aún no incluye los votos emitidos en Nueva York que, como Los Ángeles, también comienza la votación anticipada el sábado.

VOTACIÓN TEMPRANA 

Texas encabeza la lista de estados con mayor participación temprana con 6.8 millones de votantes, seguido de California con 6.3 millones de electores que ya sufragaron.

El estado de la Florida, donde ayer sábado el presidente Donald Trump, votó de forma anticipada, acumula 5.2 millones de electores que ya votaron.

Recordemos que la participación en las elecciones de EE.UU. es tradicionalmente baja y no supera el 60 % desde que en 1968 el republicano Richard Nixon se hizo por primera vez con la Casa Blanca.

EL APOYO DE OBAMA

El expresidente Obama está usando parte de su discurso para cargar contra el manejo de la pandemia por parte de Donald Trump: “No tiene y un plan y ni siquiera reconoce la realidad”, afirmó antes de criticar que su Gobierno dejó listo un programa de cómo actuar ante la posible llegada de una pandemia y, en ocho meses, la Administrción de Trump no ha hecho nada y los casos siguen creciendo.

Obama también aprovechó para defender a Joe Biden, quien fue su vicepresidente durante ocho años, como la persona más apta para llegar a la Casa Blanca, de la que destacó su “decencia y empatía”. “Me hizo un mejor presidente y tiene el carácter para hacer de este un mejor país”, afirmó. “Y ahora a quien necesitamos es a alguien que se preocupe por nosotros”.

Obama aparece en el escenario en North Miami ante una audiencia en un aparcamiento de un campus de la Universidad Internacional de Florida en North Miami que toca el claxon ante cada una de sus palabras.

“¡Quedan diez días, Miami, antes de las elecciones más importantes de la historia! La buena noticia es que no tienen que esperar. Pueden votar ahora mismo”, dijo el expresidente antes de animar al público a votar por adelantado o por correo.

“¡Bienvenido a Miami, presidente Obama!” La primera congresista de origen sudamericano, Debbie Mucarsel Powell, nacida en Ecuador, y que en estas elecciones defiende su escaño frente al republicano Carlos Giménez, ex alcalde de Miami Dade, de origen cubano, ofrece un discurso antes de que el expresidente aparezca en el escenario.

EL ATAQUE DE TRUMP 

La campaña de Donald Trump lleva tiempo tildando al candidato demócrata Joe Biden de “socialista”, un discurso que explota especialmente en Florida para tratar de arrancar votos entre los latinoamericanos que tuvieron que huir de países con regimenes de izquierdas como Cuba, Venezuela o Nicaragua.

Sin embargo, no todos en esas comunidades de migrantes ven tan clara la comparación y, de hecho, a algunos, algunas actitudes del mandatario estadounidense les recuerdan a las líderes que dejaron en sus países de origen.

MASIVA VOTACIÓN 

A 9 días de las elecciones, 56 millones de personas ya han votado por correo o han ido a los centros de votación anticipadamente. Esto es un 40% de la gente que votó en 2016. Las filas han sido una estampa recurrente en varios estados. Este sábado ha comenzado la votación anticipada en persona en California y Nueva York.

Vimos  una larga fila se extendió por varias cuadras el sábado por la mañana, en el primer día de votación anticipada en el estado de Nueva York, frente al circuito electoral del Madison Square Garden, en Manhattan, que este año lucía un aspecto inhabitual.

Desde marzo, este legendario lugar de conciertos y eventos deportivos está cerrado debido a la pandemia, pero los jugadores de la NBA consiguieron en agosto, tras las protestas contra las desigualdades raciales, transformar varias grandes salas de baloncesto en colegios electorales.

En esta metrópoli muy golpeada por la pandemia en los meses anteriores, pero que por el momento resiste un resurgimiento del virus, los votantes, debidamente enmascarados, a veces con guantes, parecían dispuestos a aguardar tranquilamente, durante varias horas, pasar por el detector de metales que conduce a la mesa de votación.

Los medios de Nueva York dieron cuenta de largas colas frente a los más de 80 colegios electorales abiertos para esta votación anticipada, que durará hasta el 1 de noviembre.

Para muchos residentes de esta ciudad de inmigración y diversidad, lo que está en juego es el propio futuro de la democracia estadounidense.

También podría gustarte