Recordemos que es democracia 

15

Los colombianos siempre nos hemos sentido muy orgullosos de ser “la democracia más antigua de América Latina” porque no hemos experimentado las prolongadas dictaduras de muchos de nuestros vecinos en la región. Pero precisamente porque damos por sentado que esta es la forma como funciona nuestro país, es oportuno recordar cuales son las características de esta forma de gobierno. Definiciones hay muchas definiciones, pero estas dos parecen muy pertinentes. La primera afirma que es un “Sistema político que defiende la soberanía del pueblo y el derecho del pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes.” La segunda la define como “una forma de gobierno del Estado donde el poder es ejercido por el pueblo, mediante mecanismos legítimos de participación en la toma de decisiones políticas.”

A partir de estos conceptos deben destacarse varios puntos que ameritan reflexión Claramente el sufragio universal, libre y secreto a través del cual se eligen los dirigentes, no es un indicador suficiente para definir que un gobierno es o no democrático. Otras características que deben darse y que parecen muy pertinentes para el momento actual son: Respeto por los derechos humanos; Distribución del poder en diferentes actores sociales; Alternancia en el poder; Libertad individual; Representatividad; Libertad de prensa y opinión; Limitación del poder de los gobernantes; Igualdad ante la ley.

De acuerdo con los últimos acontecimientos la primera pregunta al gobierno es si ellos consideran que los indígenas no son pueblo y por ello el presidente se negó a hablar con ellos. Pero a la hora de conseguir votos, como lo demuestran los videos de campaña, sí son pueblo, ese pueblo que elige a sus mandatarios. Los asesinatos de líderes sociales, de quienes luchan por los derechos humanos, de los ex FARC, de los miembros de partidos de oposición, demuestran que no son los derechos humanos de estos sectores lo que le importa al gobierno y el país ya muestra su desesperación ante esta realidad.

Pero hay otros elementos igualmente olvidados o despreciados por esta administración. Por ejemplo, la distribución del poder entre los distintos actores, mensaje que el Centro Democrática ha dejado como letra muerta. La única ventaja es que cuando venga el juicio de la historia no podrá esta extrema derecha repartir las culpas. Y esto se combina con la alternancia del poder que luchan porque no se de y por ello como dijo Semana, “Uribe salió de su detención cargado de tigre” precisamente para que no se de en el 2022 este elemento fundamental de la democracia. Pero lo que hoy es tema de muchas columnas de opinión es los intentos de frenar la libertad de prensa. Les ha salido muy caro el caso Bieri -Diaz, pero le dejó muy claro al país democrático que hay pasos de animal grande para olvidar un elemento crítico de un país democrático.

No todo es negativo. La gran mayoría de los colombianos somos demócratas y seguiremos luchando, aunque sea con constancias históricas para que este país no pierda el norte. Por esto es importante recordar que es la democracia.

También podría gustarte