Con plantón en la alcaldía trenceras y masajistas pidieron su reapertura

53

Las protagonistas de este plantón fueron más de 100 trenceras y masajistas que exigen al Distrito socializar los protocolos de bioseguridad para trabajar /MONTINER ALVIS.  

POR
KATIA  
VÁSQUEZ  

Más de 100 mujeres cabezas de hogar que se dedican a la actividad de masajistas y trenceras en el sector turístico informal, fueron protagonistas de un plantón que de manera pacífica se llevó a cabo frente a la Alcaldía de Santa Marta, para levantar sus voces y exigir que se le respete el derecho al trabajo y que de esta manera puedan mejorar su calidad de vida que se ha visto afectada desde el inicio de la pandemia producto del Covid-19.  

Las mujeres que piden mayor oportunidad laboral actualmente carecen de ingresos económicos y a raíz de las diferentes aperturas económicas que se han presentado en el distrito, piden que se les permita ejercer su labor bajo protocolos de bioseguridad.

Asimismo, las trabajadoras exigen que se les permita trabajar, así como se habilitaron algunos sectores de la cadena que componen el turismo de la ciudad, “necesitamos ganarnos el sustento diario para sostener a nuestras familias, tal cual como lo han hecho carperos y silleteros durante la etapa de aislamiento selectivo en este sector turístico”, argumentan.

En este sentido, Yoladis Herrera, miembro del gremio que claman una oportunidad de desarrollar su actividad laboral, menciona que “desde que empezó la pandemia estamos sin trabajar, no nos quieren dejar trabajar, estamos exigiendo nuestro derecho al trabajo, somos madres cabeza de hogar, afros y somos muchas las que necesitamos trabajar para poder comer”.

De acuerdo con lo informado por Herrera, reiteró que “la protesta que hemos realizado es con el propósito de ser escuchadas, porque a nosotras no nos han brindado ayuda, no hemos recibido ningún apoyo, esta protesta es en busca de una solución, nosotras también necesitamos trabajar”.

Herrera precisó que, además de exigir el libre desarrollo de su actividad económica, precisan del acompañamiento por parte de la Alcaldía Distrital para de esta manera poder sentarse a dialogar y llegar a un común acuerdo que beneficie al gremio y le dé garantías a la administración de que desarrollaran su actividad con pleno cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

 “Le hemos planteado una mesa de negociación a la alcaldesa, porque sabemos que nosotras somos muchas y queremos trabajar así sea a modo de pico y cédula, es decir, que podamos trabajar por grupos, podemos hacerlo, buscar la manera, nosotras llevamos ocho meses sin trabajar, no nos quieren dejar trabajar, estamos exigiendo nuestro derecho al trabajo”, aseveró la vocera del gremio de trenceras y masajistas.

De igual manera, Herrera precisó que “nosotras nos hemos capacitado en temas de protocolos de bioseguridad, nos hemos hechos la prueba del Covid-19 y aún así seguimos de brazos cruzados, sin tener una respuesta positiva, necesitamos ser escuchadas”.

“Se nos dijo que se iba a habilitar un sitio para que laboráramos allí bajos los protocolos de bioseguridad establecido por el Gobierno Nacional y todo quedó en palabrería, por qué a la fecha no se ha concretado nada y nuestros problemas económicos se siguen incrementando”, dijo una de las trenceras que hace parte del movimiento de protesta.

De este modo, el gremio exige a la Administración Distrital que se les permita desarrollar libremente su actividad económica y el acompañamiento de este para sentarse a dialogar y llegar a un común acuerdo que beneficie al gremio y le dé garantías a la administración de que desarrollaran sus actividades cumpliendo los protocolos de bioseguridad.

 

También podría gustarte